9/8/13

¿Qué nos espera en septiembre?

luis-de-guindos-olli-rehn

Tu pilila es pequeña, Guindos

 

Agosto dispersa a los españoles y los adormece. El Fondo Monetario Internacional y el inefable Oli Rehn sugieren que, aprovechando que los españoles están adormecidos, sería buen momento para bajarles el sueldo un 10% (más). Ya estamos acostumbrados al empleo táctico del verano: cambio express de la intocable constitución, bajadas de sueldo y despidos masivos en el sector público; ahora, parece, destrucción de lo que queda del sector naval y más bajadas de sueldo. No pasa nada: además de sueño, tenemos demasiado miedo.

Lo único que pasaría si se bajaran los sueldos (¿cómo lo van a hacer, por Real Decreto-Ley?) sería que el margen de beneficios de las grandes empresas aumentaría un 10%. Así se contrataría más gente, dicen. ¿Por qué? Teniendo en cuenta que una parte importante de los españoles cobran un sueldo que no les permite vivir por sí mismos -debido principalmente al precio de la vivienda, ya sea en propiedad o en alquiler, da lo mismo- un 10% menos de ingresos haría bajar aún más el consumo y lo único que produciría sería más paro. ¿Para qué voy a contratar a alguien si la gente no puede comprar mis productos? Es uno de los males de la escuela de Chicago: no se han enterado de que el trabajador y el consumidor son la misma persona. Bueno, sí, pero como lo suyo es la economía especulativa, la de verdad les da lo mismo.

Una cosa son los costes laborales, y otra los salarios. Bajar los costes laborales sería muy bueno, pero no los salarios. Lo que hay que bajar son las cotizaciones de las empresas y autónomos a la Seguridad Social, que es uno de los problemas de este país: un impuesto directo del 38% sobre cada puesto de trabajo. Muchas pequeñas y medianas empresas han tenido que cerrar porque no podían pagarlo. Empresas que se han endeudado para poder pagar los sueldos a fin de mes y que se han encontrado con que la Seguridad Social no les ha aceptado ningún tipo de acuerdo, que les han embargado por su deuda en cotizaciones, que han obligado a pagar a la Seguridad Social dejando a los trabajadores sin cobrar y que, finalmente, han obligado a cerrar la empresa, mandando a los trabajadores a la calle y obligando al Estado a pagarles el paro. Qué más da, es problema de otra administración. Los burócratas son tan dañinos como los especuladores financieros.

No hay diagnóstico de la situación real. Entre otras cosas, porque los señores que nos pastorean gobiernan, no tienen la más mínima experiencia de lo que es una empresa, ni de lo que es trabajar: no lo han hecho nunca. No se puede acabar con el paro, o reducirlo a unos niveles racionales, atacando al paro, ni gastando el dinero que debería ir a inversiones sensatas (generadoras de empleo) en repetir las mismas políticas de “fomento del empleo” que llevan siendo inútiles desde los años 80. Claro que, serán inútiles, pero sirven para financiar a los sindicatos y las organizaciones empresariales vía “formación”.

¿Cuáles son las causas del paro? Que las empresas van mal. ¿Por qué van mal? Según la doctrina oficial, porque no tienen acceso al crédito. ¿Por qué no tienen acceso al crédito? Porque van mal. Círculo vicioso: por ahí no hay nada que hacer. Para romper un círculo vicioso, hay que recurrir a recursos que estén fuera del círculo.

¿Por qué las empresas necesitan crédito? Mejor: ¿por qué una empresa que va bien necesita crédito? Porque no tiene liquidez. ¿Por qué no tiene liquidez? Porque sus clientes le pagan tarde y mal. ¿Por qué le pagan tarde y mal? Por dos motivos, según el tipo de cliente:

a) Porque el cliente tampoco tiene liquidez. Esto en el caso de una empresa de nivel semejante al proveedor que cobra tarde y mal: al cliente le pasa lo mismo.

b) Porque no le da la gana pagar a tiempo. Esto en el caso de la Administración y de las grandes empresas que subcontratan a otras. Aquí está el origen de la cadena. Por supuesto, estas, por lo general, no tienen problemas de crédito.

¿Por qué la Administración y las grandes empresas pueden pagar tarde y mal a sus proveedores? Pues eso, porque pueden: pueden imponer a las empresas menores sus precios y sus calendarios de pagos porque, si las empresas menores no los aceptan, nunca más volverán a contratar con ellas y ya pueden ir echando el cierre. Esto se llama abuso de posición dominante.

 

Hay motivos adicionales para la falta de liquidez. Uno de ellos se llama IVA. La delirante normativa española sobre el IVA obliga a las empresas que emiten una factura a pagar a Hacienda el IVA de dicha factura (por lo general, el 21%) cuando emite la factura, aunque no la cobre. Aunque tarde un año en cobrarla. Aunque tarde un año en cobrarla y quien se la deba sea una administración pública.  Eso a Hacienda le viene muy bien, porque las empresas y autónomos le adelantan el dinero (o sea, le hacen un préstamo) sin intereses. También les venía muy bien a los bancos, como es lógico, porque, cuando daban crédito, se obligaba a las empresas a pedir crédito para prestarle ese dinero a Hacienda. ¿Por qué pasa esto? Porque al Gobierno le da la gana. Porque puede hacerlo.

Los otros motivos principales de la falta de liquidez de las empresas son los costes de dos elementos esenciales: la energía y los carburantes. Los precios de la electricidad y de los carburantes son de los más elevados de Europa. Eso implica un sobrecoste en la producción y el transporte que encarece, lógicamente, el producto final. Reduce el consumo interno y la competitividad en el exterior. ¿Por qué pasa esto? Pues porque las empresas eléctricas y las petroleras son muy poquitas, muy poderosas y ponen los precios que les da la gana poner. Obviamente, se ponen de acuerdo para hacerlo, lo que constituye una infracción de las normas de la competencia, como alerta periódicamente la Comisión de Defensa de la Competencia, que periódicamente propone sanciones que luego el Gobierno deja en nada. Lo único, que, además de infracción de las normas sobre competencia, en el Código Penal existe un delito que se llama “maquinaciones para alterar el precio de las cosas”. Uno de esos delitos que parece que no existen. Además, por algo el Gobierno va a hacer desaparecer la Comisión de Defensa de la Competencia, cosa lógica, visto para lo que ha servido hasta ahora. Es conocida la lista de políticos que han tenido responsabilidades de gobierno que hoy día cobran por figurar en consejos de administración de este tipo de empresas. – “!Pero eso no tiene nada que ver!” – “No, señora, no tiene nada que ver”.

En resumidas cuentas y cómo se preguntaba Babushka: ¿Qué hacer?

Pues una modesta proposición sería:

1º) Establecer, para todo el mundo, el criterio de caja para el IVA: el IVA se paga cuando se cobre. Punto. Esto se podría hacer en el próximo consejo de ministros.

2º) Reducir un 50% la cotización a la Seguridad Social de los autónomos y las empresas y financiar el resto de las pensiones vía impuestos. Hay que considerar las cotizaciones como lo que son: un impuesto. Esto es mucho más complicado por la ingente cantidad de millones que supone. Pero, teniendo en cuenta por una parte que, en la actual situación, los ingresos de la Seguridad Social ya se han reducido brutalmente y, por otra parte, que en la actual situación y con la normativa actual una parte sustancial de los menores de –digamos- 40 años no van a alcanzar a cobrar una pensión digna de tal nombre, por lo menos aumentaría la contratación y la gente tendría para vivir ahora. El aumento de contratos aumentaría los ingresos de la Seguridad Social. No lo suficiente, ni de lejos, para cubrir las pensiones actuales, pero algo. Además, se pueden obtener más ingresos y reducir gastos por otras vías. Por ejemplo:

3º) Una vez reducidas las cotizaciones a la Seguridad Social, reducir proporcionalmente las bonificaciones y exenciones fiscales de las empresas, sobre todo de las grandes empresas.

4º) Aplicar la reforma laboral –que no se está haciendo- para obligar a las empresas que prejubilen trabajadores o los hayan prejubilado desde que entró en vigor la reforma, a que asuman los costes de dichas prejubilaciones.

5º) Eliminar el 100% de las subvenciones, directas e indirectas (como exenciones fiscales) a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, y a todas las fundaciones, empresas y ONGs dependientes o relacionadas con ellos. Que se financien por las cuotas de sus afiliados o por los recursos que puedan obtener, incluso donaciones, siempre y cuando sean transparentes, para que todos los ciudadanos sepamos, a la hora de votar, a quién representan. Un partido o un sindicato o una organización empresarial no tiene por qué tener personal contratado, sino voluntarios; no tiene por qué tener propiedades inmobiliarias. Si quiere hacer campañas de propaganda, que las paguen de su bolsillo.

6º) Eliminar el 100% de las subvenciones, directas e indirectas a todas las organizaciones religiosas. Que se financien de las contribuciones de sus fieles, siempre y cuando sean transparentes y que las declaren todas, incluidos los cepillos de las iglesias y los sobres de las bodas y bautizos. Que paguen sus impuestos como cualquier otra empresa. Aquí va incluido que alguien independiente que entienda del sector eléctrico se ocupe de redactar por fin una normativa racional, haya que cambiar lo que haya que cambiar.

7º) Aplicar la ley, como a cualquier otra empresa, a las empresas deportivas; especialmente en cuanto a sus deudas con Hacienda y la Seguridad Social. Si hay que embargar todos sus bienes y liquidar la mitad de los clubs de fútbol, hágase.

8º) Aplicar a rajatabla la normativa de defensa de la competencia, dotando de medios y capacidad ejecutiva al organismo regulador y aplicando sanciones no rentables para las empresas infractoras. Aplicar el Código Penal a los directivos responsables de las maquinaciones para alterar el precio de las cosas.

9º) Dotar de medios y de competencias a la Intervención General del Estado para inspeccionar las adjudicaciones de suministros, obras y servicios de todas las Administraciones y dar material a la fiscalía anticorrupción (a la que también habría que dotar de más medios). Esto supondría, no sólo comprobar que los procesos son correctos formalmente, sino que los precios se corresponden con los reales del mercado. Para ello habría que incorporar técnicos especialistas, como por ejemplo, aparejadores y delineantes, o informáticos y, por supuesto, agregar una unidad especial de la Guardia Civil que imponga respeto con sus fusiles de asalto cuando entren a registrar los archivos de una dirección general, una consejería o un ayuntamiento. Aunque no me gustan las denuncias anónimas, en este caso propondría establecer un sistema de denuncias anónimas para que los propios trabajadores públicos comuniquen los casos de corrupción de que tengan conocimiento. Las licitaciones que se desvíen más de la cuenta de los precios de mercado, deberían considerarse, como mínimo, malversación de caudales públicos.

10º) Hay muchísimas más medidas posibles: incluir en el Código Penal el empleo de papel couché e impresión en color en la Administración pública, aunque sea sólo el membrete, así como el diseño de logotipos y demás farfollas. La Administración no es una empresa, no tiene que gastar en publicidad. Eliminar cualquier gasto en publicidad de la Administración, salvo que sea para informar a los ciudadanos de algo a lo que tengan derecho y no lo sepan. Considerar delito de malversación de caudales públicos los actos de inauguración de instalaciones e infraestructuras, así como los actos de toma de posesión de cargos públicos. Si quieren dar un vino a los colegas, que se vayan a un bar y lo paguen de su bolsillo. Lo mismo con el uso de aplicaciones informáticas que no sean propias de la Administración o software libre. En fin, a cualquiera se le ocurren más ideas en esta línea.

11º) Promover, en la Unión Europea, que las normas sobre libre comercio impliquen reciprocidad, en el sentido de que no hay igualdad de condiciones si, por ejemplo, las fábricas textiles deslocalizadas a Bangladesh emplean mano de obra semiesclava en condiciones infrahumanas, o si la construcción naval en Corea del Sur o Malasia cuenta con ayudas públicas prohibidas en la Unión Europea: poner unos aranceles de esos disuasorios. Eso no es proteccionismo, es equilibrar la balanza.

- Muy bien, pero nada de esto se va a hacer.

-¿Por qué?

- Hombre… (sonrisa condescendiente)

- ¿Está Vd. llamando delincuentes a nuestros gobernantes, caballero?

Felices vacaciones, a quien las tenga.

14 comentarios:

  1. Anónimo9/8/13 12:20

    ¿Eliminar publicidad, logotipos, papelería de lujo, farfollas... en la Admon.Pública?
    ¿Para qué? ¡Si les sale gratis! ¡No pagan!

    (Que lo sé de buena tinta, tras trabajar en varias empresas de Artes Gráficas, Publicidad y Diseño que han tenido contratos con distintas administraciones públicas —nacionales, autonómicas y locales— y que se han quedado sin cobrar cartelería, papelería, etc.)

    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: serían empresas de gente no pariente de nadie. Porque yo conozco otras que sí han cobrado.

      Eliminar
  2. Anónimo9/8/13 12:31

    Y las Fundaciones de los partidos...
    Bueno, al fin y al cabo la Fundación Ideas (para el progreso) sí pagaba aceptablemente(*)... pero me pregunto si no les habría salido más barato ampliar las funciones de la la Fund. Pablo Iglesias, que para eso ya la tenían.

    FAES no sé cómo pagará (pero también me pregunto si no tenían bastante con la Fund. Francisco Franco...)
    ;-P

    Carlos (again)

    (*)Hasta que alguien allí se dió cuenta y preguntó "¿por qué damos trabajo a esta empresa, ajena al partido, si se lo podemos dar a Pepe/Juan/ElNombreDeSuElección que es de los nuestros". (Los criterios de calidad y/o precio no cuentan, nunca).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da lo mismo qué fundación sea: mi opinión es que no tienen por qué pagar, bien o mal, con el dinero de los contribuyentes. En el momento en que el dinero no fuese de los contribuyentes, podrían hacer lo que les diese la gana.

      Eliminar
  3. Como carta a los reyes magos está bien.

    La clave está en la pregunta retórica que cierra el postio. Eso y la colusión de los desgobernantes que nos pastorean con ciertos poderes fácticos de índole económica.

    Los fundamentos con los que han jugado para concentrar el poder son los citados en el preámbulo del postio y por ello me extraña que no aparezcan en la carta de los reyes magos. Los SOBREcostes que pagan empresas, autónomos y consumidores, que solo sirven para mantener a determinadas castas extractivas.

    El SOBREcoste inmobiliario que lastra la Economía Ordinaria. No puede ser que el gasto en cobijo en este país sea proporcionalmente de los más elevados si consideramos sueldos y precios de vivienda (tanto da que sea alquiler de ladrillo o de dinero para comprar ladrillo).

    El SOBREcoste energético que imponen las mafias de los sectores eléctrico e hidrocarburos.

    El SOBREcoste administrativo-público. Para mantener 17 reinos de Taifas repletos de garrapatas enchufadas a múltiples niveles por el comando político de turno, amén del fasto público (membretes de colores, observatorio de la mosca cojonera, instituto de chocolate del loro, embajadas autonómicas, etc).

    La liquidez se va en esos despilfarros, pero aún hay otro:

    El SOBREcoste financiero. Es en este punto donde disiento completamente con el postio. La mayoría de las empresas hispanistanís no están falta de liquidez por culpa del IVA o los seguros sociales. Al menos, no solo por ello. Están faltas de liquidez porque no son solventes y no son solventes porque están hipermegaendeudadas. El 350% del (falso e inflado) PIB nacional es el montante de la deuda privada, principalmente de empresas. Y no, no se ha usado esa cantidad en adelantar IVA o pagar la desmedida mordida que recauda el Estado en forma de cotizaciones. El problema está en que todas las empresas se han apalancado para comprar ladrillo, ladrillo, LADRILLO. Porque en este país no eras nadie y mucho menos empresario si no habías metido tus beneficios en ladrillo. Da igual que fuese segunda residencia o nuevas oficinas, nave o locales. Pero como la burbuja no daba para comprar con lo beneficios reales, pues se recurría a la deuda (ahí están nuestros amigos del principio, lo que he llamado generosamente poderes fácticos por no llamar mafia). Y así tenemos que las empresas del país están endeudadas porque han comprado inmuebles que no necesitan y que muchas de esas empresas realmente no hacían negocio con su objeto de negocio, sino que eran negocios inmobiliarios encubiertos bajo la apariencia del objeto de negocio previo. Que, como tantos otros chanchulleos inmobiliarios, se han venido abajo ahora que se ha pinchado la burbuja inmobiliaria piramidal.

    Ahora toca honrar la deuda.

    Remad, remad galeotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se puede hablar de todo en un sólo postio, hombre. Y, te aseguro que no todas las empresas se han apalanacado en comprar ladrillo. De hecho, la mayoría de las empresas (pequeñas y medianas) no se han apalancado: las han. Se han limitado a intentar sobrevivir. Por lo demás, lo del ladrillo ha sido el problema del país y también lo que consiguió bajar el paro a niveles civilizados durante un tiempo.Eso sí, obviamente, con fecha de caducidad, aparte del destrozo socioeconómico. Si no fuera por el precio de la vivienda, 1.000 € no sería un sueldo tan malo. De hecho, hace unos años, a mí no me lo parecía. Lo de la vivienda es el mayor problema nacional y da para un postio por sí solo. El asunto empezó en los 70, cuando la crisis del petróleo tras la guerra del Yom Kippur. Hace años que estoy a punto de dedicarle un postio a eso. Acabaré haciéndolo.

      Eliminar
    2. No es una carta a los reyes magos. Si fuera una carta a los reyes magos, hablaría de cambiar la ley electoral, la promoción de los magistrados, de la ilegalización de todos los partidos políticos (¿por quién?) por no tener un funcionamiento democrático; de eliminar casi todas las cámaras legislativas autonómicas, y de tantas y tantas cosas y de ejecuciones y de ... bueno de cosas que me gustarían. Jejeje.

      Eliminar
    3. La deuda de la economia española no es producto solo de empresas. Dicha deuda esta repartida a cuartos (practicamente) entre estado, empresas financieras, empresas no financieras y hogares y familias.

      Por otra parte, la falta de liquidez de muchas empresas españolas tiene que ver con lo que señala pcbcarp en el post, la mierda de plazos de pago que se manejan en España. Cuando en Europa pagas a 10, 15 o 30 dias, aqui se te rien en la cara si lo planteas. Y desde luego los grandes morosos son las administraciones (30.000 millones de euros en el ultimo plan de pago, joder, 30.000 millones de euros con un plazo de pago POR ENCIMA DE UN AÑO) y las grandes empresas, que que coño, si el estado paga cuando le sale de la punta del cimbel, por que voy a pagar yo antes?.
      Esta maravillosa situacion conlleva otra excelente noticia para los bancos que rara vez se menciona: nuestros bancos prestan dinero a las empresas para solventar la liquidez. A intereses entre el 7 y el 10%. Tocate los cojones. Tocatelos mucho. Y un alto porcentaje de dichas empresas tiene que tragar, salvo que cuente con los recursos propios necesarios para operar hasta 1 año sin cobrar nada de lo que venda/fabrique/regale. Gastos operativos que no solo incluyen la compra de materias primas o bienes acabados, la gestion de la venta de dichos articulos, los sueldos y gastos adicionales de su actividad y los impuestos generados por dicha actividad. Vuelve a tocarte los cojones....

      La falta de liquidez no viene por el apalancamiento en ladrillo. No hace falta, todo el sistema en España esta montado para que no haga falta, te endeudas para seguir abierto hasta que te paguen, para que coño te vas a meter a comprar ladrillo....

      Gran post, Pcbcarp, por cierto. Gran post.

      Eliminar
  4. Esto "11º) Promover, en la Unión Europea, que las normas sobre libre comercio impliquen reciprocidad, en el sentido de que no hay igualdad de condiciones si, por ejemplo, las fábricas textiles deslocalizadas a Bangla Desh emplean mano de obra semiesclava en condiciones infrahumanas, o si la construcción naval en Corea del Sur o Malasia cuenta con ayudas públicas prohibidas en la Unión Europea: poner unos aranceles de esos disuasorios. Eso no es proteccionismo, es equilibrar la balanza.

    No hace falta poner "aranceles disuarorios", que además puede traer muchos problemas con compromisos en la OMC y demás (os recuerdo que esa gente tiene un tribunal que pega patadas giratorias). El problema ahí es:

    Bangladesh comercia en el marco de un EBA con la Unión Europea, lo que significa que no pagan aranceles de ningún tipo. No hace falta un arancel disuasorio, sólo amenazarles con pasarles al GSP o al GSP+, con aranceles reducidos respecto de los que pagan otros países desarrollados pero aún significativamente mayores que cero. Claro que la mayoría de países en desarrollo tienen acuerdos similares con la UE, por ejemplo Camboya es el otro gran telar de occidente y tienen unas condiciones laborales similares (lo que me recuerda que tengo un post pendiente sobre eso, la misma semana del accidente de Bangladesh tuvieron dos, una huelga en Nike que acabó con despidos y motoristas con subfusiles amedrentando etc.) Pero claro, a esos países tampoco puedes hacerles cosas feas porque por una parte no pueden pagar en muchos casos mejores fábricas (y para pedirles tal cosa habría que ayudarles, por lo que estás gastando dinero y tal) y por el otro suelen tener recursos estratégicos o semiestratégicos. A ver dónde vamos a desguazar barcos tóxicos (Bangladesh) o a explotar los minerales y las reservas petrolíferas que parece haber en la costa (Camboya) si no nos llevamos con sus prebostes a los que sobornamos vía Inditext, Mango, Ebro Puleva etc..

    El tema de Corea es distinto. La Unión Europea ha firmado un FTA con ellos y tratar de imponer sanciones en el marco del FTA con la industria pesada alemana ganando millardos al año gracias al acuerdo lo veo inviable. Por lo mismo, empezar acciones en la OMC (que en teoría está para estas cosas) es peligroso y probablemente Alemania se pondría de lado de Korea como hizo con China con los paneles solares, apoyando las sanciones al vino de los monos del sur. Además, está el asunto de que Corea llevase al mismo tribunal las ayudas de España a los astilleros, de Europa al vino, al algodón, al arroz a...

    Y eso.

    Por otra parte, dejando los tipos marginales del impuesto sobre la renta se puede recaudar mucho más haciendo una cosa mágica y maravillosa: Quitar todas las deducciones. Ni por hipoteca (por suerte ya muerta), ni por planes de pensiones, ni por productos financieros exóticos, ni por darle a una ONG, ni...
    Lo mismo con el impto de sociedades. Nada de deducciones mágicas, sociedades interpuestas ni leches. O presentas los datos de las sociedades interpuestas o se te atribuye como beneficio el asunto. A la mierda los dobles irlandeses, los holandeses y la madre que los parió. Si haces eso, puedes recaudar más incluso bajando los tipos marginales. En realidad quienes se pueden aprovechar de todas esas mierdas no son precisamente los pobres.
    Por un código fiscal como la constitución gringa, esto es, que puedas leerte mientras cagas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, habría que dejar de subvencionar también las ONGs. O, por lo menos, descontarles todo lo que paguen en sueldos y publicidad. Para empezar. Y ya comentaré más, que no es el mejor momento, Maese Folken.

      Eliminar
    2. Perdón, que andaba algo escaso de tiempo. Por supuesto, tienes razón en cuanto al "libre comercio" internacional. No es un punto muy elaborado por mi parte. Más bien trataba de señalar un punto en el que la Unión Europea parece intentar por todos los medios liquidar su industria en favor de otros. No había caído en el "pequeño" asuntilo de la PAC.

      Eliminar
  5. Excelente post, del que comparto la mayoría de las cosas más todo lo referente a los impuestos que dice en su comentario Folks. Sólo hay una cosa que no sé muy bien cómo resolver: lo de la Seguridad Social. Más que un impuesto, es un salario diferido, lo único que puede hacer aceptable un sistema de sueldos bajos como el español: ahora uno cobra (relativamente) poco, pero en el futuro tendrá una pensión que le permita mantener su nivel de vida. Si nos cargamos el sistema actual reduciendo las cotizaciones y cambiándolas por impuestos... ¿Quién nos dice que mañana algún político vivillo no aproveche para cargarse el sistema con la excusa de la insostenibilidad, para dar entrada a los sistemas privados de pensiones (que lo están deseando)? Me parece arriesgado desafectar ingresos finalistas (como las cotizaciones) por otros que se pueden reconducir a otros asuntos en cualquier momento (como los impuestos). Por lo demás, chapeau, en especial en la necesidad de ajustarles las cuentas a eléctricas, petroleras y demás oligopolios que están aprovechando la crisis para estrangularnos, destruyendo de paso nuestra competitividad.

    ResponderEliminar
  6. Sobre lo que decía de los EBAS, GSP, GSP+ etc: http://www.giz.de/Themen/de/dokumente/giz2012-en-studie-zollpraeferenzen-nachhaltige-produkte.pdf página 10.

    ResponderEliminar
  7. Suscribo al 100% las propuestas. Estoy hasta el gorro que entidades cuyo objetivo es su propia supervivencia estén mamando de la borrega. Estoy hasta el moño de sindicatos, partidos corruptos, ONG's de andar por casa (de las de esta terreta ni hablo que me sube la tensión a niveles peligrosos) iglesias católicas y sus adláteres onigeriles ... Y, aunque sea por variar, por dar un poco de esperanza a este pueblo de borregos, que les peguen un meneo de vez en cuando a narcopetroleras y robaeléctricas. Para alegría del pueblo.

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos