2/4/08

Operacion Turquesa



Después de escribir el postio anterior, he vuelto a ponerme con África Central, lo que me ha permitido tirarme tres días sin beber. Para mí, el tema de los Grandes Lagos es algo relativamente cercano.

Para que no digáis que no doy datos interesantes, aquí va un documento que creo lo es, en el sentido de la perspectiva histórica. Desde luego, creo que para los que siguieron en su día aquellos acontecimientos-el genocidio más eficaz y espantoso de la historia reciente- lo será.

Es una nota del “Gabinete de Crisis” francés del día en que se lanzó la Operación Turquesa, polémica donde las haya habido. Mi opinión es que con ella el Gobierno francés, sin tener del todo claro qué estaba pasando, intentó quedar medio bien ante la Historia teniendo en cuenta su casi total apoyo al Gobierno ruandés anterior al genocidio, llegando a que tropas francesas combatieran en primera línea contra los rebeldes del F.P.R. hasta el 93.

El documento fue aportado a la comisión de investigación parlamentaria francesa sobre la implicación del Gobierno francés en el asunto, aunque no fue publicado; pero aún así se hizo accesible al curioso lector. Lo he sacado del libro “Une guerre noire” (término no racista, sino técnico de guerra revolucionaria: doble sentido en este caso) de Gabriel Périès Y David Servenay, Paris, Eds. de la Découverte, 2007. Recomendable para quien lea francés, sobre todo si ya ha vomitado tras la lectura de otros libros sobre el tema.

Puesta en situación: Tú estás en tu casa, llevando tu vida normal de todos los días. A lo mejor no es una vida perfecta, pero es tu vida. De pronto, llegan un montón de tipos borrachos con machetes, te echan la puerta abajo y te dicen a gritos que, o matas a tu mujer ahora mismo, o la matan ellos después de torturarla salvajemente delante de tus ojos y además matan a todos tus hijos. Si la matas, se van y ya está. Esto no puede estarte pasando a tí. Pero abres los ojos y los tipos de los machetes siguen ahí. Mientras tanto, en París...


Verbatim del Consejo restringido del miércoles 22 de junio de 1.994, día del inicio de la “Operación Turquesa”. Un documento que no fue publicado por la Comisión Parlamentaria de investigación.


CONFIDENCIAL DEFENSA

CONSEJO RESTRINGIDO del miércoles 22 de junio de 1.994

SITUACIÓN EN RUANDA

Participan en este consejo restringido, presidido por el Presidente de la República [François Miterrand]

SR. BALLADUR Primer Ministro
SR. LÉOTARD Ministro de Estado, Ministro de Defensa
SR. JUPPÉ Ministro de Asuntos Exteriores
SR. ROUSSIN Ministro de Cooperación

PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA

SR. VÉDRINE Secretario General
General QUESNOT Jefe del Estado Mayor Particular [del Presidente]
SR. DELAYE Consejero


GABINETE DEL PRIMER MINISTRO

SR. BAZIRE Director del Gabinete
General COURTHIEU Jefe del Gabinete Militar

SECRETARIADO GENERAL DE LA DEFENSA NACIONAL

General LERCHE Secretario General

MINISTERIO DE ASUNTOS EXTERIORES

SR. DUFOURQ Secretario General

MINISTERIO DE DEFENSA

Almirante LANXADE Jefe del Estado Mayor de los Ejércitos
General MERCIER Jefe del Gabinete Militar

SECRETARIADO GENERAL DEL GOBIERNO

SR. DENOIX DE SAINT MARC Secretario General

SECRETARIADO

Coronel BENTEGEAT Estado Mayor Particular [del Presidente]



PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

El problema ruandés ha sido tratado ampliamente esta mañana en el Consejo de Ministros. Ahora, me gustaría que hablemos de las disposiciones prácticas.
El Primer Ministro y yo mismo, al igual que el conjunto de los ministros compartimos el mismo análisis: una intervención, si, pero corta, estilo “puñetazo”. Debe ser, a la vez simbólica y real. Nuestra intervención no parece ser deseada por nadie, ni siquiera por los que queremos salvar. Sin duda prefieren que no haya testigos de su victoria. Por otra parte, no quiero arriesgar la vida de soldados franceses para nada. La intervención será limitada en el tiempo y en el espacio.

MINISTERIO DE DEFENSA:

La operación ha comenzado a las 24 horas. Los elementos avanzados ya están en Goma. Nuestras fuerzas serán desplegadas sobre tres lugares, en Zaire, en Bukavu y sobre todo Goma, cerca de la frontera ruandesa.

El contingente de fuerzas debe alcanzar progresivamente 2.500 hombres como ha propuesto el Jefe del Estado Mayor de los Ejércitos. Alrededor de 1.500 se sacarán de las fuerzas preposicionadas [contingentes que ya están en las bases francesas en diversos países africanos, sobre todo, República Centroafricana, Gabón y Chad] y 1.000 de la metrópoli.

Por lo que se refiere a la operación propiamente dicha, si recibo instrucciones, estaremos en condiciones de proteger desde mañana mismo un primer enclave en Cyangugu, donde 8.000 tutsis están amenazados. Lanzaremos en seguida reconocimientos y operaciones de recogida de información para ir más lejos.

Sobre el terreno, el F.P.R. [Frente Patriótico Ruandés: El movimiento político de oposición, base del actual Gobierno de Ruanda] trata de apoderarse completamente de Kigali [capital de Ruanda] y hace un esfuerzo sobre Butare y Kibuye. Así pues, nosotros nos limitaremos de momento al primer sitio cerca de la frontera y, rápidamente podremos iniciar operaciones de va y ven para salvar poblaciones, niños amenazados.

Subrayo que la MINUAR [misión militar de la ONU en Ruanda antes del Genocidio, a la sazón desbordada: su jefe era Nick Nolte en Hotel Rwanda] ha conseguido ayer realizar dos operaciones de canje entre refugiados hutus y tutsis en Kigali.

Una vez allí, veremos si hay que ir más allá del primer objetivo y con qué medios. Deseo que no ocupemos por mucho tiempo una parte del territorio ruandés. No temo tanto los riesgos militares como una nueva campaña política contra nuestra intervención.

Si, pues, se dan las órdenes, tendremos 600 hombres en Zaire esta tarde, 1.200 el 25 por la tarde con 500 vehículos y 40 aviones.

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

Estas disposiciones las conoce sin duda el F.P.R. ¿Estamos en condiciones de oponernos militarmente sobre el terreno?

MINISTRO DE DEFENSA:

No, No inmediatamente.

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

Estos tutsis tienen un mando militar inteligente y firme. ¿Cómo es posible que hace un año o dos la sola presencia de una compañía francesa les haya podido disuadir de seguir adelante? Representaba, es verdad, un ejército fuerte y disciplinado pero como podía impresionarlos hasta es punto?

JEFE DEL ESTADO MAYOR:

Esa presencia francesa estaba ligada a un dispositivo de cooperación militar. Las F.A.R. [Fuerzas Armadas Ruandesas, el ejercito del gobierno hasta 1.994] se sentían seguras por la presencia francesa y los consejos de nuestros cooperantes les daban la capacidad y la voluntad de resistir al F.P.R.
La pregunta que yo me planteo ahora es la siguiente: ¿Va a hundirse el frente?
Tenemos muy poca información sobre la zona ocupada por el F.P.R. Los tutsis han hecho el vacío. Si el frente se hunde, se van a encontrar en la zona F.A.R. con varios millones de personas huyendo hacia Burundi y el Zaire. Tendremos un fenómeno idéntico al de los kurdos cuando los irakíes entraron en el Norte, con millones de refugiados [se refiere a la situación tras la primera guerra del Golfo, en 1.991]

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

Los tutsis van a instaurar una dictadura militar para imponerse de forma duradera.

PRIMER MINISTRO:

No es esto lo que los detendrá.

JEFE DEL ESTADO MAYOR:

Hay la misma situación en Burundi.

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

Una dictadura en la que el diez por ciento de la población gobernará con nuevas masacres.
Sobre la operación propiamente dicha, ¿Puede darnos alguna información complementaria?

JEFE DEL ESTADO MAYOR:

Continuamos nuestro despliegue sobre las bases en el Zaire y podremos lanzar operaciones puñetazo hacia Cyangugu, si la ONU vota la resolución.

PRIMER MINISTRO:

¿No tenemos ninguna esperanza de llevar al Zaire a los 8.000 tutsis de la zona?

JEFE DEL ESTADO MAYOR:

Habrá que verlo sobre el terreno. Uno de los problemas es establecer un contacto técnico con las F.A.R. manteniendo un perfil bajo.

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

Mal asunto. Hace ocho días todo el mundo quería que alguien interviniera inmediatamente. Ahora es al revés. La propaganda del F.P.R. en Bruselas es muy eficaz, y la ingenuidad de los diplomáticos y los periodistas es desconcertante.

MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES:

Me planteo dos preguntas. Primero, ¿qué hacer con los tutsis amenazados? ¿Los reinstalamos en el Zaire o los mantenemos en el mismo sitio? Hay que verlo teniendo en cuenta que nos marchamos en julio.

Además, en el plano mediático, si tenemos éxito, se alabará nuestro valor, pero si, en una segunda fase, la cosa se agrava después de nuestra retirada, seremos acusados. Así que es necesario que todo el mundo comprenda que es una operación de salvamento.

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

¿No podríamos, eventualmente, llevar a los tutsis amenazados a la zona F.P.R.?

JEFE DEL ESTADO MAYOR:

No es impensable, si nos ponemos de acuerdo con el F.P.R.

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

No hay que dejar de denunciar el genocidio perpetrado por los hutus. La locura se ha apoderado de ellos después del asesinato del Presidente Habyarimana.

MINISTRO DE COOPERACIÓN:

Tengo una pregunta, señor Presidente. ¿Tengo que seguir intentando convencer a mis colegas africanos de que participen en la operación? Me voy a Niger, donde puedo pedir un contingente simbólico.

PRIMER MINISTRO:

A mí me parece muy bien.

PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA:

Si, por supuesto.

Señor Ministro de Defensa, Almirante, quiero estar informado permanentemente. Gracias.

8 comentarios:

  1. Qué cosas. Y la evolución continúa.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/4/08 22:58

    "Contingente simbólico" de Níger, llamar metrópoli a Francia, jugar a dos bandas (o más) planeando llevar a los tutsis amenazados a la zona F.R.P. mientras al mismo tiempo ellos (los franceses) se alían o parecen defender la zona F.A.R., machetazo va, machetazo viene, vuelan brazos tutsis, vuelan vidas hutus, "ingenuidad de Bruselas"... Actuar y pensar en la Historia y en la prensa... masacre, masacre, masacre.

    Demasiado espanto incluso para la grandeur francesa.


    Alma Cándida (el blogger sigue tonto, o pulsé alguna tecla que no debía)

    ResponderEliminar
  3. Ignacio, gracias por considerarlo interesante.

    Osaka, Luis: la realidad siempre supera a la ficción.

    Alma Cándida, Y lo peor es que hoy día siguen hablando de conflicto étnico y del asesinato de "tutsis y hutus moderados". Lo que, por otra parte, viene a significar que la mayor parte de los hutus eran radicales.

    El concepto hutu, tutsi (los twa, es otra cosa, que como son muy bajitos, se les nota en seguida y son muy pocos) tal como se trató en el genocidio y en la prensa occidental se lo inventaron los belgas durante la colonia.

    De hecho, el genocidio empezó cargándose a la mayor parte del gobierno ruandés "hutu" la misma noche en que derribaron el avión del presidente Habyarimana. Luego siguieron con casi todos los miembros de la oposición del interior ("hutus") y, después, empezaron con los batutsi y el resto de los bahutu que no seguían las consignas de los golpistas.

    Buena parte de la población civil estaba encuadrada e intoxicada mediáticamente para llegar a lo que se llegó.

    ResponderEliminar
  4. permíteme meter la cuña explicativa del comienzo de la guerra en Ruanda de 1994. La masacre genocida se derivó de la descolonización realizada tras las dos guerras mundiales. Ruanda y Burundi eran dos países creados artificialmente por el reparto colonial de finales del siglo XIX y principios del XX. No se atendió asu composición étnica, la cual estaba formada principalmente por tribus antagónicamente enemigas, los hutus y los tutsis. Si bien ambas eran estaban en poder alemán, también artificialmente pasaron a control belga tras 1918. Ambas regiones formaban una. Los belgas necesitaron de un maquiavélico equilibrio del poder para ellos que implicaba primar a los tutsi en ámbitos de poder, economía agraria y hasta educación (no permitieron la educación a los hutus). Tras la Segunda Guerra Mundial las diferencias eran tan agudas que se produjeron una serie de rebeliones violentas de hutus contra tutsis. Sin embargo las tropas belgas de la colonia volvieron a intervenir en apoyo de un gobierno local favorable a los tutsis. Tras eso abandonaron su colonia concediendo la independencia en 1962. La raíz de la matanza estaba servida de manos europeas. Se dividieron en dos países, Ruanda y Burundi, por ello Burundi se vio implicado en los éxodos y la guerra de Ruanda. Los Hutus lograron hacerse con el poder mediante una dictadura y decidieron desquitarse con sangre y represión. Se prolongó una serie de matanzas y guerrillas intermitentes con bases en Burundi de tutsis contra el gobierno y, aunque parezca increíble hasta de hutus contrarios a la dictadura. La dictadura hutu decidió crear asesinatos selectivos a partir de los 1990' para librarse de su problema. Para ello usaron hasta las canciones de la radio par difundir su mensaje, cosa que salió enla prensa del momento, cuando se decía que el rap y el hip hop fomentaban la violencia en Occidente y se les contrarreplicó que eso ocurría con otras músicas, poniendo por caso este. En 1994 el gobierno ruandés de origen hutu viajaba en avión cuando fue derribado en vuelo por los tutsis. Esa fue la señal para que salieran a la calle cientos de guerrillas tutsis en busca de hutus para matarles allá donde los encontrasen, y al revés. Ese es el comienzo de la guerra y éxodos de 1994. Se instauró un gobierno tutsi, y se exiliaron miles de hutus.

    Aunque de joven yo seguía más las noticias de Yugoslavia, las de Ruanda también las seguí. A partir de las noticias que se dieron a comienzos d elos 1990' sobre la música y la violencia. Fue un caso trágico que ha importado tan poco a Occidente que mientras hoy día se exige la persecución de asesinos de la exyugoslavia o de Irak, nadie ha buscado a los de Ruanda. Mientras produzca café en paz, como hace hoy día, a Occidente no le preocupa, tristemente.

    ResponderEliminar
  5. Genial labor de documentación de PCB, interesante y elegante exposición de Canichu. Así da gusto.

    ResponderEliminar
  6. Comparto por entero lo que canichu expone en su comentario acerca del genocidio ruandés. Añadir, únicamente, que EEUU conocía perfectamente lo que iba a ocurrir y, al igual que muchas otras naciones del mundo "civilizado" no sólo se cruzó de brazos, si no que se apresuró a precipitar la decisión de la ONU para la retirada de los cascos azules y la evacuación del personal europeo y americano, cerrando los ojos todos a lo que estaba pasando, mientras un anciano que esperaba su ejecución pacientemente, decía "no se preocupen, sólo somos unos pobres negros"

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos