30/3/10

Cuatro cosas elementales sobre la política en España

el-neoliberalismo-guiando-al-pueblo

“El neoliberalismo guiando al pueblo” Diseñado por César Pérez Navarro, sin copyright (04/03/09)

Es obligado comenzar este postio con la celebrada cita de Churchill sobre la democracia, a saber: “Democracia es que llamen a tu puerta a las cinco de la mañana y sea el lechero”.

Digo esto para centrar el debate sobre lo que uno puede esperar de la democracia o de cualquier otro sistema político. Es decir, que no pretendo salirme de los estrechos límites de la realidad, y dejo de lado conscientemente la eventualidad de que Yupi asuma el poder y camine sobre la tierra haciendo el bien. Yo diría que el sistema político español tiene una serie de problemas la mar de graves que son, principalmente:

  1. La ausencia de democracia interna en los partidos políticos, debida a sus sistemas de gobierno internos y de designación de candidatos. De hecho, si nos atenemos a la constitución y las leyes, todos los partidos deberían ser ilegalizados.
  2. La falta de representatividad (y de responsabilidad ante sus electores) de los legisladores elegidos, debido en primer lugar a lo anterior y en segundo y principal a la normativa electoral.
  3. La fragmentación territorial de España, debido a las relaciones de poder dentro de las cúpulas de los partidos y a los intereses de sus mandos regionales.
  4. La inexistencia de separación de poderes, evidente entre Ejecutivo y Legislativo, y evidente también a partir de cierto nivel entre, no ya el Ejecutivo o el Legislativo, sino entre los aparatos de los principales partidos y los puestos “directivos” de la Judicatura.
  5. El sistema de financiación de los partidos que por una parte, partiendo de los puntos 1 y 2, tiende a perpetuar la sobrerrepresentación de determinados partidos y, por otra, lleva directamente a la corrupción para conseguir financiación ilegal.
  6. Finalmente, impregnando todo lo anterior, la falta de cultura política del vulgo promiscuo de la ciudadanía (nosotros), que desconoce los cauces de participación política, muy especialmente en el nivel municipal y el hastío hacia la política causado por un sistema degenerado como es el actual, que produce la dimisión del ciudadano. En esto tiene mucho que ver la educación de los tiernos infantes.

Modestas proposiciones arbitristas para paliar ligeramente lo anterior:

  1. Obligación de elección de candidatos de forma democrática mediante primarias con varias candidaturas avaladas por un mínimo de afiliados. Igualmente en los niveles municipal y autonómico. Limitación del tiempo de permanencia en el cargo.
  2. Sistema de elección nominal mayoritario a dos vueltas con circunscripciones pequeñas calculadas teniendo en cuenta la población. De tal forma, el elegido responde ante (y debe tener en cuenta las demandas de) sus electores y no ante el aparato de su partido. Al menos, debe tener en cuenta la opinión de sus electores, que ya es algo. Prohibición, por inconstitucional, de la disciplina de voto. Limitación del tiempo de permanencia en el escaño. Hay que elegir entre un sistema proporcional real, que sólo sirve para que el poder entre los partidos esté más repartido, y uno mayoritario, que hace al diputado responsable ante sus electores y le permite libertad de voto.
  3. Como no se puede volver atrás en las transferencias, cierre del proceso autonómico. En principio, la aplicación de 1 y 2 debería contribuir a mejorar algo las cosas.
  4. Supresión del Consejo General del Poder Judicial, que es una simple correa de transmisión a la Judicatura de las decisiones tomadas por las cúpulas de los principales partidos. Designación vitalicia de los Magistrados del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, como en Estados Unidos, a propuesta del Gobierno y previa aprobación con examen público por las Cortes. La permanencia vitalicia en el cargo es la garantía contra la intromisión partidaria.
  5. Esto me lo estoy pensando, porque todavía no se me ocurre una proposición arbitrista mejor que poner un Guardia Civil en cada sede de cada partido.
  6. Por ejemplo, la normativa municipal española da un amplio margen a la participación ciudadana, incluso en las grandes ciudades, que no se usa prácticamente para nada (hasta que desaparezca como posibilidad legal) Como los partidos no van a explicarle esto a la gente, la función recae en los educadores. Este tipo de cosas son las que deberían incluirse en la asignatura de educación para la ciudadanía. Debe imbuirse a los niños desde pequeños de la idea de que España es suya y no de los políticos, y que tienen una responsabilidad como ciudadanos en controlar a los políticos y, en general, ocuparse de su municipio, de su comunidad y de su país. Obviamente, los cauces de participación ciudadana también deberían ser universalmente conocidos.

En fin, pajas mentales que nos hacemos en los bares.

17 comentarios:

  1. Aunque sean pajas mentales no dejan de ser buenas proposiciones.
    Desde luego, como inicio, no estarían nada mal.

    ResponderEliminar
  2. Mire usted, toda esta disertación está muy bien pero se la podía haber ahorrado. Después de leer esa magnífica frase de Churchill "Decmocracia es que llamen a tu puerta a las 5 de la mañana y que sea el lechero" lo dice todo. Porque si la democracia siginifica que cualquier hijoputa te llame a esas horas y se quede tan ancho, mal vamos, compañero. O lo que es lo mismo, la democracia parece una casa de putas en la que nadie tiene porque respetar las horas de sueño prudenciales, y eso no tiene perdón de dios. Mire usted, yo no me levanto antes de las 8 de la mañana, y no quiero contarle la Mula. Esta se pasa el día repanchingada y rumiando hierba. En fin, que si esto es lo que nos trae la democracia, mejor cambiemos de sistema. El dormir, el comer y el follar son sagrados y son los principios básicos sobre los que debería sustentarse cualquier sistema político. He dicho. Saludos de la mula Francis y mi misma
    Por cierto, saludos de la Salustiana tambien

    ResponderEliminar
  3. juan rafael, eludo contestarle y en seguida lo comprenderás.

    Mula francis y cia: Tiene Vd. toda la razón. La verdad es que me avergüenza haber tenido este momento de debilidad empatizante. Es realmente patético, indigno de mí, no sé qué puedo haber comido que me haya sentado tan mal... no creo que fueran las cervezas de anoche.

    ResponderEliminar
  4. La participacion ciudadana esta muy dispersa y mas a nivel municipal , la burocracia aplasta cualquier idea novedosa, ahora actuan los de siempre , las asociaciones vecinales dependientes de partidos politicos o de intereses sectoriales economico , solo hay movilizaciones efectivas ante arbitrariedades o desvios de poder muy abusivos , como arma de defensa ante multas generalizadas , parquimetros ...etc .En general el sistema agoniza , miedo me da vislumbrar otras formas politicas no deseables y totalitarias que impongan el orden , pero lo estamos pidiendo a gritos .

    Sra Mula Francis , en mi casa hay una norma a las 10 se cena , a las 11 se folla y a las 11,30 se duerme .....este yo o no :)

    ResponderEliminar
  5. Diga usía que sí, Pcbcarp. Buena parte de la culpa no sólo se debe al sistema chunguete de partidos que tenemos, sino a la HIJNORRANCIA de la mayoría del electorado.
    Abogo por todas y cada una de las propuestas formuladas. Que no sólo sea lo de "un hombre, un voto", sino también "un voto, un compromiso".

    ResponderEliminar
  6. Por esto llevo yo tiempo sin escribir nada coherente. Todo lo que tengo idea de escribir podría ser considerado apología del terrorismo o incitación al alzamiento armado.
    Sólo se me pasan por la cabeza cosas como inundar de fósforo el parlamento y similares desde hace una buena temporada.

    ResponderEliminar
  7. ¿Cómo que no se pueden revertir las competencias autonómicas? Pues claro. Cada vez que una se quede sin pasta por habérselo gastado en palas y azadones, que devuelvan las competencias al Estado.
    Pues mire, sí, admirado Pcbcarp, estamos hastiados de la clase política y en lugar de montar una ordalía de las buenas, miramos para otro lado.

    ResponderEliminar
  8. Todo lo que dices es para mi, como imaginarás, el minimum minimorum y por tanto estoy totalmente de acuerdo.

    Particularmente a favor del punto 6 en su concepto, aunque esté totalmente convencido que con un par de series y algunos anuncios en la tele es más que suficiente. No se necesitaría asignatura ninguna que, de cualquier manera, y tal como están las cosas en lo educativo iba a servir para menos de nada. De hecho yo empezaría por una campaña (con sus series de TV al uso) invitando a la participación en las juntas de vecinos del bloque/urbanización, esa es la primera obligación política de cada ciudadano, y de ahí pa' arriba.

    Para el punto 5: acceso publico a las cuentas corrientes y de ahorro de cada político.

    Y ya que voy lanzao: reducción de los ministerios a 4: Interior, Exteriores, Defensa y Economía. Y del último no estoy muy seguro. Todo lo demás solo sirve para crear redes clientelares de apoyo a la partitocracia.

    ResponderEliminar
  9. Muy atinado.
    Eso sí, yo sugiero un sistema alternativo. Hélo:
    http://transiberianterminus.blogspot.com/2005/10/chollocracia.html

    ResponderEliminar
  10. ¿Puedo añadir la eliminación de la financiación de partidos políticos y sindicatos con cargo a los PGE? Que se financien con lo que cada uno obtenga de las cuotas de los afiliados. (Si, ya se que antes o después aparecerían misteriosas "donaciones" y estaríamos igual pero, joder, no sería nuestra pasta)

    ResponderEliminar
  11. Venancio5/4/10 12:17

    Amigo Pcbcarp: estoy deacuerdo contigo, pero creo que te has quedado corto.
    Dos muestras:
    a.- El político de turno que utiliza testaferros cercanos y leales (como por ejemplo el "chófer recolocado y agradecido") al que entrega dinero en metálico para poner a buen recaudo( dinero negro ) eso sí, elaborando documentos privados de reconocimiento de deuda.
    b.- Ese mismo político que hace a su chófer propietario "oficial" de cientos de hectáreas de productivos viñedos y tierras de labor... previa firma de documento privado de compraventa.
    Así...sí: con "apaños" de esta guisa la declaración oficial de bienes les sale muy "aseada".
    Son una casta, da igual la sigla de la cual vivan.

    ResponderEliminar
  12. Yo opino que la única solución de verdad de la buena para el circo que hay montado en este país es la que inspira el trasfondo de la foto: el invento terapéutico del Dr. Guillotin.

    ResponderEliminar
  13. Hola a todos. Bueno, se trataba de unas modestas proposiciones de mínimos-mínimos. Nunca se llevarán a cabo, evidentemente, porque los principales "actores políticos" están la mar de a gusto como están, jugando a sus gilipolleces mientras el populacho les siga votando cada equis tiempo.

    A mi juicio, la única posibilidad es que cada cual asuma sus pequeñas responsabilidades en su entorno cercano (que incluye la red. Un grano no hace granero, pero ayuda al compañero.

    ResponderEliminar
  14. Bueno, si son comentarios de bar, pues de bar quedan. Pero para general conocimiento, es interesante colocar las cosas en su justa perspectiva y circunstancia.

    Empezando por el sr. Churchill, que es uno de los principales responsables del estado actual del Estado español (apoyó más a Franco y al franquismo que el propio Hitler), cuando se le cita, es conveniente citar que dijo cosas como éstas:
    "No comparto la idea de que el perro de un pesebre tenga el derecho último sobre ese pesebre, por mucho tiempo que haya estado tendido en él. No acepto ese derecho. No acepto, por ejemplo, que se haya cometido una injusticia con los pieles rojas de América, o con la población negra de Australia. No acepto que se haya cometido una injusticia con esa gente por el hecho de que una raza más fuerte, una raza de categoría superior, un raza con más mundo, por así decirlo, haya llegado y haya ocupado su lugar".

    Creo que con esto cualquier autoridad moral que pueda pretender tener este señor queda en su justa medida. Por cierto, dijo esto respecto al sionismo en Palestina.

    Respecto a los problemas de España, para mí España perdió el tren definitivamente en 1939. Esto sigue siendo siendo el franquismo, porque el PP tiene 11 millones de franquistas fieles que le votan, y no pocos que se autodicen de izquierdas. Aquí se habla de "cerrar el proceso autonómico" (que es una expresión claramenete anticonstitucional, puesto que la propia constitución ni siquiera pone como límites las competencias exclusivas del Estado). Personalmente creo que esto ni se puede arreglar ni se arreglará nunca, es un cortijo quebrado, y la única solución que le veo yo es desmantelarlo. Algunos como los catalanes verán el cielo abierto, otros deberán empezar de cero.

    Es mi opinión, por supuesto. Todo el mundo tiene la suya.

    ResponderEliminar
  15. Mi propuesta, humilde a mi pesar, (que anda que si tuviera o tuviese un misisl tierra/tierra andaba yo con humildades) sería montar con todos ellos (políticos, ladrones y marrulleros varios) una compañía paralela del Circ de Solei y los manadaba de bolo a primera línea de todas las guerras de desgaste, económicas y por la cara, que ellos mismos costean (con nuestros dineros) fomentan (sin nuestro permiso) y se desmarcan (siempre) de la cagada en casa del vecino (siempre tercer mundista, of corse!)
    Lo dicho es usted un pozo de ciencia...suya siempre

    ResponderEliminar
  16. De otro anónimo, a Anónimo: exageras cuando dices que el PP tiene 11 millones de franquistas que el votan... si fuese así, Tejero hubiera triunfado, y tú no podrías escribir estas cosas. Y Aznar hubiera hecho como Chavez (progresista de pro, abanderado de las libertades etc etc...) y cuando tenía la mayoría absoluta se hubiera apoltronado en el poder, prohibido los partdiso, cerrado los medios no afines etc etc...
    Tal vez sea que el PP tiene 11 millones de votantes porque la izquierda de este país es maniquea, fofa y emocional, pero poco racional, ha tenido a dos altos cargos políticos en la carcel por delitos de sangre (GAL), y a quien no comulga con ella, le quedan dos opciones: evotar al PP o no votar...

    ResponderEliminar
  17. Hablando de mínimos, compartiría tu opinión sobre los problemas si añadiéramos el de la injusta ley electoral.

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos