17/2/12

Qatar: marca país y despotismo ilustrado.

persiangulfmap1

 Situación de Qatar en el Golfo Pérsico

 

Ayer asistí en la Casa Árabe, de Madrid, a la última conferencia del ciclo Las primaveras árabes en evolución, sobre El papel de Qatar en las revoluciones árabes. El conferenciante, era el profesor Mehran Kamrava, director del Center for International and Regional Studies de la School of Foreign Service, en la Qatar Georgetown University. Es especialista en Política Comparada de Oriente Medio y Relaciones Internacionales. Es autor de un número importante de obras entre las que cabe destacar los libros The Modern Middle East: A Political History since the First World War (2005, 2011), Iran’s Intellectual Revolution (2008) y The International Politics of the Persian Gulf (2011), y sus últimos artículos “The Arab Spring and the Saudi-led Counterrevolution”, en Orbis 56.1 (2012) y “Mediation and Qatari Foreign Policy”, en The Middle East Journal 65.4 (2011).

El prof. Kamrava nos ilustró de forma clara y concisa sobre su idea de qué es el Qatar actual y las razones por las que, de un tiempo a esta parte, un pequeño país del Golfo esté jugando en las grandes ligas de la política internacional. Trataré de resumir el contenido de la conferencia para los amables lectores de la barra virtual.

En primer lugar, los factores que diferencian a Qatar de sus vecinos, que serían:

1º) Su cohesión social. Si bien aproximadamente un 20% de su población es de confesión chií, frente a una mayoría de sunís, mayoritariamente de rito wahabí (igual que en Arabia Saudí), en Qatar los chiís no están discriminados. Muy al contrario, algunas de las principales familias que dominan el comercio, son chiís y apoyan al establishment gobernante. Se rumorea que el propio Ministro de Economía es chií.

2º) Los qatarís son famosos en el Golfo por su apatía política. El profesor Kamrava considera que esa apatía tiene su origen en el hecho de que la renta per cápita de Qatar es la más alta del mundo: 92.000 $ anuales que, sin purgamos al 85% de la población compuesto por inmigrantes o expatriados, dejaría la RPC de los ciudadanos qatarís en unos escandalosos 435.000 $/año. Si a esa renta le añadimos que no existen impuestos, y que los qatarís no tienen necesidad de trabajar mucho porque, prácticamente, viven de las rentas del petróleo y del gas, y los impuestos sencillamente no existen, así que, ¿por qué no van a ser políticamente apáticos?

3º) Qatar tiene un liderazgo muy dinámico, comprometido y, sobre todo, centralizado. ¿Se trata de una dictadura? Para los cánones occidentales, sí. Estamos ante un liderazgo con una gran visión de futuro, visionario, ejercido en la práctica por cinco personas. No se ha producido la introducción de un parlamento en el que se reflejan las grandes familias y que ha conducido a la paralización política, como en el vecino Kuwait.

Las cinco personas que dirigen el país son: El Emir, Hamad al Thani, la segunda esposa del emir, Sheikha Mozah (que ejerce un poder real y se encarga del perfil cultural y educativo; tanto en cuanto a la imagen internacional de Qatar como al propio sistema educativo: es la responsable de que se hayan asentado en el emirato sucursales de cinco de las universidades más prestigiosas del mundo) el príncipe heredero, Tamim bin Hamad Al Thani, que es el presidente del Comité Olímpico de Qatar; el primer ministro y ministro de Asuntos Exteriores, Hamad bin Jassem bin Jabr Al Thani;  el ministro de Energía, Abdullah bin Hamad al-Attiya, que a la vez dirige el Diwan u oficina del Emir: este ministerio es el que consigue los ingresos que luego gastarán los demás.

4º) Lo que ha hecho Qatar con su dinero: al contrario que otros países de la zona, Qatar ha primado la inversión nacional, tanto en Asia como en Occidente.

 La política exterior de Qatar, aunque a un observador no avisado le pueda parecer incoherente,  tiene una lógica brillante y estratégicamente calculada cuyo principal objetivo es la supervivencia del emirato, con la que sus dirigentes están “emparanoiados”. El prof. Kamrava cree que hay tres factores fundamentales que la diferencian de sus vecinos:

1º) Qatar tiene muchísimo dinero y no le da vergüenza usarlo en público. Los miles de millones de dólares de los que disponen sus fondos soberanos son inferiores a los de otros países del Golfo, pero los emplea de forma muy agresiva en inversiones estratégicas, como su compra de puertos en Estados Unidos o los 10.000 millones de dólares que tenía invertidos en Libia antes del derrocamiento de Gadafi. [y que pueden explicar –añado yo- su actuación de liderazgo en el apoyo con diplomacia, dinero, armas y fuerzas militares a los rebeldes, apostando por el futuro en vez de cometer el habitual error de empecinarse en mantener al tirano anterior]

2º) Toda la política exterior qatarí está orientada a protegerse: trata de asegurarse de no tener enemigos. En lugar de buscar la alianza con una gran potencia regional (como el caso de Bahrein con Arabia Saudí) lo que inevitablemente conduce a verse envuelto en conflictos por tener que seguir la línea de la potencia dominante, Qatar mantiene buenas relaciones con todo el mundo y se ocupa de mantener muchas líneas de comunicación abiertas, tratando incluso de mantener relaciones íntimas con los líderes correspondientes. Así, sus relaciones con Occidente son óptimas, albergando una gran base militar norteamericana y, a la vez, mantiene abiertos todos los contactos con Irán, facilitando la actividad diplomática, o permite la apertura de una oficina de los Talibán y, así, es en Doha donde Estados Unidos negocia con ellos.

3º) La marca Qatar. La política de Qatar es darse un nombre, hacer que Qatar sea conocido en todo el mundo con una visión positiva. Para ello emplea tres herramientas:

a) Al Jazeera. Por supuesto. La cadena televisiva desempeña un papel fundamental en la proyección del emirato, aunque no suele saberse que no cubre las noticias internas del propio Qatar. En las primaveras árabes su papel ha sido clave.

b) La mediación: En los conflictos regionales, antes mediaban las potencias clásicas de la zona, básicamente los egipcios y los saudíes. Qatar lleva años haciendo grandes esfuerzos para hacerse imprescindible. Desde que, durante la crisis libanesa de 2008-2009 consiguió con el apoyo saudí que no estallara la guerra civil, se ofrece de mediador en todos los conflictos

c) Sus proyectos estrella: Proyectos que atraen las miradas de todo el mundo, como El Mundial de fútbol (el prof. Kamrava se pregunta cómo van a hacer para que se pueda jugar al fútbol en el desierto en verano), Qatar Airways, la Qatar Foundation (que “ayuda al mundo a pensar”) o el Museo de Arte Islámico de Doha, que se a convertido en referente mundial.

Respecto a la intervención de Qatar en la primavera árabe: Ha actuado de forma coordinada con Arabia Saudí. Ni Arabia Saudí ni Qatar querían cambios; pero, si va a haberlos, ¿por qué no dirigirlos? En Egipto se intentó que el cambio fuera limitado, o, si no, moderado o, si no, controlado.

La labor desarrollada en este sentido por Al Jazeera fue decisiva para llegar a los corazones y las mentes de los pueblos. Durante las revueltas, en Túnez o Egipto, la gente no veía sus propias televisiones: veían al Jazeera.

Por otra parte, que él sepa, no ha habido directrices claras del gobierno sobre la actuación de la cadena y cree que se ha debido más bien a la mentalidad de sus periodistas, en general panarabistas. No obstante, la actuación de Al Jazeera ha coincidido con la del gobierno qatarí: limitar el cambio. Por ejemplo, las revueltas de Bahrein y su represión no existieron en Al Jazeera hasta que ya resultó vergonzosa la falta de cobertura, cuando las cadenas occidentales y en especial la BBC daban mucha más información.

La cobertura de Bahrein contrasta con la de la guerra civil Libia, donde el gobierno qatarí tenía tomada su decisión: quería que Gadafi se fuera. Tenían 10.000 millones de dólares invertidos allí y un futuro post Gadafi para invertir más. Al Jazeera fue tan importante como el envío de cazabombarderos, armamento y militares qatarís.

En cuanto a la actual situación en Siria, Qatar no quiere otra Libia. Siria es un caso distinto: es el corazón del mundo árabe. Qatar querría que Assad se fuera y que hubiera un cambio moderado.

Los retos a los que se enfrenta Qatar en los próximos cinco o diez años:

1º) Ir más allá. ¿Se han involucrado demasiado en Libia? ¿Y en Siria? ¿Y si las cosas cambian en Siria y “da la vuelta la tortilla”? ¿Qatar está haciendo más de lo que puede manejar?

2º) El sistema es completamente personalista. El liderazgo del actual emir es brillante, pero un simple infarto puede cambiarlo todo por completo. Una de las premisas del auge de Qatar es que el emir consiguió poner fin a los conflictos internos de su familia y mantenerla unida. ¿Podría hacerlo su heredero?

3º) El proceso de toma de decisiones está concentrado, como hemos visto, en sólo cinco personas. Con la facilidad de ejecución de que gozan, las decisiones se toman muchas veces de forma visceral. ¿Qué va a pasar cuando todos estos universitarios que ahora estudian en sucursales de las universidades más prestigiosas del mundo empiecen a hacer preguntas?

 

El turno de preguntas fue muy interesante aunque breve por lo avanzado de la hora. Hubo alguna mención a la falta de democracia, pero yo añado un reto del que no se habló y que es común a Qatar y sus vecinos: ¿es viable un país en el que el 85% de la población es extranjera y no tiene derechos? No se habló de la situación real de los trabajadores inmigrantes más allá de los técnicos bien pagados. Más aún cuando en Qatar, como en la mayor parte de sus vecinos (si no en todos) se mantiene el sistema de clientelazgo por el que los trabajadores extranjeros están sometidos a la tutela de un ciudadano qatarí. Este sistema oscila entre una especie de vasallaje simbólico y algo muy parecido a la esclavitud.

Lógicamente, el conferenciante es profesor en una universidad qatarí y le paga su sueldo el gobierno qatarí. Manifiesta que jamás ha recibido ninguna indicación sobre la línea de sus cursos, que versan sobre las revoluciones como medio de cambio político, aún teniendo entre sus alumnos a jóvenes de la familia real. Y el embajador de Qatar estaba en la sala de conferencias.



12 comentarios:

  1. ¡Qué interesante! (como muchas de las cosas que programa la Casa Árabe)
    Lamento mi falta de tiempo. Hace años que estoy desconectado.
    Menos mal que te tengo a tí, que me lo resumes y analizas de maravilla.
    Gracias
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por las flores, Carlos :)

      Eliminar
  2. Qatar no es un país, así que eso de los derechos de los ciudadanos y demás, sencillamente sobra. Qatar es una corporación de capital wahabi-sionista con un solar en el Golfo Pérsico. El accionista mayoritario, el emir es un genocida y ese conferenciante uno más de sus lamebotas.
    A veces me cansa argumentar y prefiero recurrir a las descalificaciones.
    Pero gracias por la información. Es bueno saber qué clase de propaganda financia la Casa Árabe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dizdira, creo que has definido Qatar de forma clara, concisa y correcta, jajaja. En cualquier caso, creo que la Casa Árabe está haciendo una buena labor dentro de lo posible en este mundo en que vivimos. Incluso saber qué imagen pretende dar Qatar,S.A. de sí misma ya es más que nada, que es lo que había antes acerca del mundo islámico. Por otra parte, tengo buena opinión de Gemma Martín Muñoz.

      Eliminar
  3. Muy interesante.
    Como sabrás, en el conflicto de Darfur (en el interminable y casi totalmente inútil proceso de paz) cobraron también protagonismo. No sabía de esta dinámica.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque Dizdira tiene razón en cuanto a que Qatar, más que un país, es una sociedad anónima, parece que han decidido especializarse en la "mediación." Desde que el actual emir depuso a su padre en el 95, parece haber solucionado sus conflictos con Bahrein y Arabia Saudí y pretende ser imprescindible: si interesa que dos partes hablen, ahí se brinda Qatar. Y Al Jazeera se ha convertido en su principal instrumento de propaganda indirecta al ser una de las fuentes de información preferidas en el mundo árabe.

      Eliminar
  4. Interesantísimo. Creo que por estas oportunidades envidio un poco a quienes vivís en MAD...

    ResponderEliminar
  5. que se a convertido en referente mundial

    a convertido

    a

    Por lo demás, muy interesante.

    ResponderEliminar
  6. La frase "Ni una gota de ese infecto agua mineral en mi whisky, señorita" tiene una incorrección.
    La correcta es:
    "Ni una gota de esa infecta agua mineral en mi whisky, señorita"
    Mejor:
    "Ni una gota de esa agua mineral infecta en mi whisky, señorita"

    Agua es de género gramatical femenino y sólo para evitar una cacofonía se utiliza el artículo determinado masculino en singular: el agua. Nunca en plural: los aguas.
    Únicamente con el artículo determinado singular.

    Me gusta mucho su blog.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a éste su blog, Doña Carmen. He de decir, que el texto cuya crítica efectúa vuesamerced, es una cita textual de "Objetivo la luna", de Tintín, donde el Capitán Haddock le espeta eso a la azafata de las líneas aéreas syldavas, y yo no me he creído con autoridad suficiente para versionar al traductor de mi niñez.

      Por otra parte, si hay que usar el artículo determinado masculino para evitar la cacofonía, tal vez deba aplicarse la misma tolerancia de género al adjetivo "infecta", ya que "infecta agua" nos llevaría a la misma situación, creo yo.

      En todo caso, reitero la bienvenida y he de decir que ha tenido Vd. agallas para empezar corrigiendo la cita. ;)

      Eliminar
  7. No fueron agallas. Había empezado por saludar y elogiar su blog y algo hice mal que borré todo y luego lo puse todo desordenado. :S

    Sí, sí, es cacofonía "infecta agua", pero la RAE no lo recoge así. La excepción sólo es con el artículo determinado.

    Y el traductor de su niñez... ¿traduttore, traditore?

    Gracias por responderme. Seguiré leyendo su blog.
    Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho tu entrada, la verdad. Muy informativa e interesante. Enhorabuena por ella y por tu blog. Te paso el link del mío, por si te apetece pasar:

    http://ariadnaggarcia.blogspot.com.es/

    Un saludo.

    Ariadna G. García

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos