29/11/12

Lo que han demostrado las elecciones en Cataluña

El Tambor del Bruch

 Es que no hay nada como la épica para distraer la atención de lo esencial, oiga.

 Ya sabemos que el súbito ardor independentista del Señor Mas sirvió para que los medios dedicaran a las delicias/horrores de una  eventual independencia de Cataluña el espacio que quitaban a la catástrofe económica y social producida por nuestra casta política. Así han tenido a la gente distraída discutiendo en los bares con sus iguales en vez de pedir cabezas: “Si Mas gana, va a acabar con el cáncer en Catalunya” - “No sé qué hace el gobierno que no saca los tanques a la calle”. A la vista del resultado electoral, me llama mucho la atención que a nadie parezca sorprenderle que Mas haya liado la que ha liado para nada. Bueno, para nada, no: para perder 12 diputados así, sin ton ni son.

Porque, vamos, aunque llegué a pensarlo, he desechado la idea de que Rajoy le mandara a Mas unos albanokosovares diciéndole “¡Venga Artur, monta un pollo o te parto las piernas!”. No, he llegado a la conclusión de que se creyó que iba a arrasar. Pero, hombre de Dios, ¿no vio en la Diada la cantidad de senyeras que tenían una estrellita? En fin…

Esa actuación me parece prueba evidente de que esos señores que se supone que nos gobiernan viven absolutamente al margen de la realidad. Como buenos sátrapas, no tienen la más mínima idea de lo que le pasa a la gente normal, ni les interesa. Su percepción de las cosas está fabricada por una cohorte de asesores y empresas demoscópicas cuya única función es manipular al populacho a la opinión pública, para mantener sus sinecuras y, una vez que han convencido al sátrapa de que es el más listo y el más guapo… ¡hombre!, no van a desilusionarlo contándole que lo que realmente piensa la gente es que es un gilipollas o un delincuente. Igual los despide y pone en su puesto a otros que le laman el culo con más ahínco. En fin, ese es el tipo de gente que nos manda, Y nos gusta, porque los votamos.

A mí, lo anterior me parece evidente per se, pero no debe de ser así para todo el mundo; por lo menos, no para los augures, arúspices y demás creadores de opinión. Porque he leído innúmeras columnas y artículos que hablan de relaciones de fuerzas y errores de cálculo, pero ninguna que describa los hechos con el término que a cualquier persona no alienada le viene inmediatamente a la cabeza: Estupidez. Pura y simple estupidez.

Constatar definitivamente que nuestros amados líderes, no sólo parecen estúpidos, sino que, por lo visto, lo son y que, encima, no se cortan de exhibir su estupidez en público (lo que significa que no son conscientes de ella), me permite albergar cierta esperanza y es que igual cunde el ejemplo y esto sólo es el inicio de una epidemia de suicidios políticos.

Tenue esperanza, en verdad, porque sé que la memoria de pez (ictiomemoria) del pueblo soberano les seguirá permitiendo perpetrar estupideces cada vez más novedosas con los votos de la ciudadani@.

_______________

P.D. Mis mejores deseos desde aquí al Partido Pirata, que ha hecho lo que ha podido en este primer intento.



21 comentarios:

  1. Hay dos "navajas" lógicas que deberían usarse con más frecuencia para analizar cualquier problema social: La de Occam, conocida en su forma "la respuesta más sencilla será probablemente la correcta" y su corolario, la de Hanlon "Nunca atribuyas a la maldad lo que puede ser explicado por la estupidez".
    Éste es un caso de eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genosse Folken, aquí ya, más que navajas, está llegando el momento de usar motosierras lógicas.

      Eliminar
  2. Pero al final no han votado al Archiduque Carlos, ¿no? Pues es una pena, porque tanto marear la perdiz con lo de 1714 y luego no quieren saber nada de los Habsburgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni Habsburgo ni Borbón, ¡Autogestión!

      Eliminar
  3. Estupidez pura y dura, seguro, pero me cuesta quitarme de la cabeza la imagen de los albanokosovares amenazando al Mas para que montara un pollo. Podría salir una peli de espías muy apañá

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, que esto no sólo demuestra que los políticos viven ajenos a la realidad: sus asesores también

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MJ, les da igual mientras cobren. Mientras no les impongamos otra realidad, seguirá dándoles igual. Pero, claro, nosotros no somos putos curritos. Y eso de armar un follón es de jornaleros, ya sabe Vd.

      Eliminar
  5. me da más bien que el problema es que todo el mundo ha vivido ajeno a la política...y así nos va, porque lo de que los sátrapas vivan ajenos a la realidad no es nada nuevo...Occam, como bien dice Folks...

    besotes profesor, no pensaba pensar, pero "usté" no me deja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otro día me encontré unos apuntes de la mili, de una clase sobre demoliciones. Me confirmó mi opinión de por qué la prohibieron.

      Eliminar
  6. El triángulo políticos-encuestadores-medios se alimenta y se retroalimenta de debates prefabricados por ellos mismos. Cuando la realidad se impone, como en las elecciones éstas, siempre hay unos segundos de rasgarse las vestiduras y de "¿cómo es posible que haya pasado esto?", pero al día siguiente... Vuelta a empezar.

    Luego se preguntan por qué la gente desconfía de los políticos, no se cree las encuestas y pasa de los medios. Qué barbarité.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chiringuito está en manos de una especie de ente simbiótico formado por los partidos políticos, las principales empresas (banca incluida) y medios de comunicación. Todos ellos dependen unos de otros, se controlan y se ayudan a conseguir sus fines. Y, todos juntos, viven como parásitos a nuestra costa.

      Eliminar
  7. Sea como sea, de cuatro años han pasado a seis años asegurados, creo que era lo único que importaba y ahora dándole la vuelta a la tortilla: al tener que pactar con unos y otros, dirán aquello de la CO-RESPONSABILIDAD en los recortes, etc., etc.(este ya fué el discurso en la mismísima noche electoral).
    Yo creo que a los políticos, mientras conserven la poltrona, lo demás les resbala totalmente, la dignidad y la vergüenza no forman parte de su vocabulario.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, yo ya ni fui a votar. Total, ¿para qué? Eso es lo que quieren, que participemos en la gran farsa y ya no me da la gana.
    Al final todos estaban tan contentos por la alta participación, pues yo me alegré de no formar parte de esa altísima participación ¿democrática?
    Si esto es la democracia es que ya hemos llegado al final y no queda nada.

    ResponderEliminar
  9. No hay dos, sin tres. Ahí voy: en mi modesta opinión, a CIU le da absolutamente igual quemar a Mas, el verdadero objetivo es sortear como se puedan estos años que se espera sean los peores y al final resurgir como ave fénix en la persona de ORIOL PUJOL, es la única explicación razonable, ahí está el viejo Jordi Pujol haciendo el papel de la triste figura, saliendo a pedir la participación en la manifestación del 11S, etc., todo vale para la perpetuación de su dinastía política, ahí está el hijo esperando a que amaine el temporal.

    Perdone mis rollazos, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada que perdonar; al contrario, se agradece que nos ilustres on tu opinión. Lo triste es que coincidamos en ver a esa gente como la casta de vampiros que son. Constatar que la sensación generalizada es de asco. Lo malo es que ese asco que sentimos no nos lleva a nada práctico.

      Eliminar
  10. Nos han convertido en células individuales, esclavos de la tecnología , en seres comodones y consumistas (cada uno en la medida de sus posibilidades) y a los que no pueden consumir, les dan los lotes de Cáritas o la Cruz Roja, más dependencia todavía.
    Admitámoslo de una vez, ya estamos esclavizados y es casi imposible dar marcha atrás.

    Siempre puedes encontrar alguna honrosa excepción de alguien sin miedo que vive sin apenas consumir, cultivando, etc., pero también al final descubres que hay unos padres o abuelos ahí detrás, para lo que haga falta.

    En fin...

    ResponderEliminar
  11. Añado: refiriéndome a "los años que se espera sean los peores": no es que lo que venga después sea mejor , todo lo contrario, estos van a ser los peores años ya que van a ser los años en los que el desmantelamiento de todos los beneficios hasta ahora conquistados será total, luego ya no habrá nada que desmantelar, pero los políticos viven en la esperanza o la ilusión o la promesa de la jerarquía dominante, de que van a sobrevivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta gente es normal. O sea, que no tiene la menor visión de futuro. Están acabando con todos los recursos de los que se mantienen. Su instinto los conduce a expoliar a los más débiles (o sea, nosotros). No son conscientes de que una vez que nos hayan convertido a la mayoría en pobres, no les quedará nada que expoliar. Bueno. Siempre hay entre ellos algún listo: cuando hayan privatizado en toda Europa la Sanidad, la Seguridad Social, la Educación y cualquier otro servicio público que quede, abrirán un poco la mano para que haya una "clase media" que consuma y pague impuestos para mantener a los políticos.

      Eliminar
  12. Y es que tienes toda la razòn,es fàcil distraer a la gente inventando peleas banales,cuando en realidad hay problemas màs importantes que resolver.Besos

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos