31/5/06

Sobre el debate de ayer

Lo más interesante del debate sobre el estado de la nación de ayer en el Congreso fue lo que no se dijo. Prácticamente, no se habló de ETA o, por lo menos, Rajoy no usó los argumentos habituales en su partido y complementos mediáticos para intentar sabotear el así llamado proceso de paz.
Eso debe significar que este hombre está intentando poner orden en el gallinero, porque el no haber transformado la sesión de ayer en una degollina no debe haber complacido a Acebes y Zaplana (el falangista y el aventurero) , es evidente que ha jodido a Jiménez Losantos, Pedro J. y demás.
Estaría bien que -aún a costa de ser criticado por el talibán matutino y sus secuaces- Rajoy vaya tratando de asumir su responsabilidad como presidente del mayor partido de la oposición y trabaje -en la medida en que un político es capaz de hacer tal cosa- un poco por el bien de España y no sólo por evitar la reelección de Zapatero.
Lo que no pudo evitar fueron los tics contra el Presidente del Congreso que parecen formar parte de las últimas tácticas populares. Quedó un poco ridículo su cabreo de niño de colegio porque le dijeran que su tiempo se acababa. Desde que yo recuerdo, la escena se ha repetido en todos los debates, pero no así la airada reacción del parlamentario de turno. En fin... una de cal y otra de arena para consumo interno. Eespero.

4 comentarios:

  1. ¿Qué decía? Al día siguiente, ya estaba Acebes lanzando soflamas contra la rendición de España ante el chantaje, etc., etc. desde luego, a primera vista, la imagen que transmite el PP (el español, no el holandés en constitución) es que no se aclaran. Debe de haber unas puñaladas bajo la mesa de los maitines de narices.

    Por otra parte, parece que el juez Grande Marlaska ha entrado un ppoco en razón y no ha procesado a los batasunos del otro día. Tal vez se dio cuenta de que no hay que pasarse, que una cosa es la interpretación contra reo de la Ley, y otra es la prevaricación. Me alegro.

    El problema es que el juez Grande Marlaska no debería estar en la Audiencia Nacional en este momento. No cuestiono en absoluto su capacidad profesional.Por otra parte, humanamente entiendo su postura de ejercer el derecho a la venganza. Pero no es acorde con los principios de lo que debería ser la Justicia, ni adecuado al interés general en este momento.

    Por supuesto, si se hubieran cargado a mi novio delante de mis narices, yo haría lo mismo. Pero es algo personal, no son negocios.

    ResponderEliminar
  2. A Felipe Gonzalez le salió una frase redonda: No se puede decir que apoyas el diálogo con los terroristas, pero rechazas el dialogo con los batasunos. Es sencillamente ridículo.
    Chapó.

    ResponderEliminar
  3. Correcto razonamiento; pero es que, en la retórica falangista actual, no hay diferencia entre ETA y Batasuna. Ni entre ETA y PSOE (Acebes dixit)

    Claro, que eso ya lo decía El Führer antes de que el Partido perdiera las elecciones, cuando acabó refiriéndose al PSOE como "los amigos de los terroristas", según el conocido razonamiento contaminativo: ETA=Batasuna=PNV=PSOE

    ResponderEliminar
  4. Dícen los cómicos profesionales que la principal causa del divorcio es el matrimónio. No entiendo, pues, que el PP (español) anuncie con tanta solemnidad su ruptura con el gobierno del PSOE, si no llegaron siquiera a hacer manitas.

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos