14/9/06

Marruecos


Esto sólo es un intento de toque de atención, no pretendo hacerme el conocedor, ni entrar en profundidades; sólo recordar que hay que mirar ahí abajo de vez en cuando.

Creo que Marruecos es el país al que deberíamos prestar más atención. No en vano se ha convertido en tradición que la primera visita al exterior de un nuevo presidente del Gobierno español sea a Marruecos precisamente.

Marruecos es una dictadura regentada por un descendiente del Profeta (que Dios sea con él y con su familia) hijo y nieto de anteriores descendientes del susodicho Profeta. En especial nos interesa que ese país funcione y que sea estable. Eso, a nivel estratégico meramente. No se trata de que los marroquíes sean gente bastante normal, que lo único que quieran sea vivir tranquilos y que sean agradables con los turistas. Se trata de que allí hay mucha inversión española, que lucha por hacerse su hueco en pugna con los franceses y los americanos, y -sobre todo- que las turbulencias en Marruecos nos afectan en seguida (Remember Perejil). Ningún gobierno se mueve por ayudar a la gente, sino para seguir en el machito.

A mí, personalmente, me interesan más los marroquíes que todas esas cosas de los ricos. Los marroquíes, que quieren ser normales. Pero, en fin, sé que por estos pagos, la idea del moro como enemigo ancestral perdura más que otra cosa y tiñe de mal fario nuestras relaciones.

No he conocido a ningún marroquí... rectifico: no he tenido una conversación más o menos prolongada con ningún marroquí que apreciara a su rey. Ni a Hassan II ni a Mohammed VI, que llama "tío" a Juan Carlos; al menos, según el ABC. Los sentimientos son, básicamente, odio y temor. Temor, y los marroquíes son gente valiente cuando se cabrean. Que nos lo digan a los españoles. Remember Annual.

Como tantos españoles, he pasado noches en el expreso de Marrakech, hablando con los vecinos de asiento (muy bajito, por temor a los chivatos esparcidos por todo el país), o he ido por ahí en autobús de línea, viendo como la policía, con casco y metralleta subía, pedía los papeles a la gente y hacía bajarse a alguien (siempre) ante el odio pasivo de los demás. A mí, turista, jamás me dirigieron la palabra. La primera vez que me acerqué en coche a un control de carretera de la Gendarmería, me acojoné, porque aún no sabía que esos controles son inexistentes para los coches con matrícula extranjera. Las fronteras internas siguen existiendo, como en España en los años 40: sin salvoconducto, no vas a ninguna parte.

Hace poco he hablado con una conocida que vive allí, trabajando para la cosa de la cooperación internacional de aquí. Me dijo, lisa y llanamente, que está esperando un "baño de sangre". Esa expresión empleó. Bueno, baños de sangre ha habido muchos y no hace tanto. Pero ella espera uno muy gordo. Me contó lo que yo ya sabía, pero -como hace tiempo que no bajo al moro- no tenía actualizado: todo sigue igual. El país sigue perteneciendo a la familia real. Perteneciendo, en sentido estrictamente patrimonial. Quien quiere hacer negocios, tiene que pagar su peaje (y lo pagan) Los partidos más o menos homologados por Occidente, han llegado a un ten con ten con el Majzén y los islamistas se dedican (como en todas partes) a suplir la ausencia del Estado. Como no hay seguridad social, hacen su papel. Y, como no tienen oportunidad de equivocarse y perder su aureola de incorruptos, ya que se los encarcela y se les impide presentarse a las elecciones, pues siguen atrayendo a la juventud desesperada de los que no tienen otra cosa que hacer que sujetar la pared apoyándose en ella.

Cuando Hassan se moría (Hassan era un hijo de puta listo) y Mohammed iba a sucederlo, pocos dábamos un duro por él (Mohammed es un hijo de puta tonto); pero, he aquí que hizo cosas: descabezó la cúpula de Interior, responsable de los "años de plomo", tan glosados, y viajó a Tetuán y al Rif, que su padre no pisó en décadas. Y dijimos: "¡andá!" Pero no: era un gesto. Eso: sólo un gesto. Electoralista, diríamos aquí.

Años después, todo sigue igual, si no peor. Véase el 11-M (digan lo que digan los golpistas irresponsables de aquí) Véanse los bombazos de Casablanca y demás. Últimamente, llegan hasta la prensa normal española noticias sobre desarticulación de tramas "terroristas islámicas" en el Ejército. Muchas. Demasidas. Chavalitas de 14 años son condenadas por haber pensado convertirse en "mártires", etc. Pero la cosa se acelera: El Rey volvió a tomar el Ejército en su mano. El rey volvió a encargar a la Gendarmería controlar al Ejército. El rey ha suprimido la mili. Así: de un día para otro. Mira, hoy sale que ha destotuido al Inspector Jefe de los Palacios Reales (esta vez, por corrupción)

El dato de que esté tan acojonado como para suprimir el servicio militar obligatorio de un día para otro, así, por las buenas, sin períodos de transición ni nada, es algo por lo que nosotros deberíamos estar muy, pero muy preocupados. Porque, no sólo significa que temía que la cosa estuviera a punto de explotar, sino que probablemente ayude a provocarlo.

Marruecos tiene (o tenía hasta hace poco) un Ejército de más de 300.000 hombres (igual que España hace 20 años, pero con la mitad de población) Es decir: 300.000 tipos que oficialmente no están en el paro y, además, como están el el Sahara, manteniendo la ocupación de las así lamadas “provincias saharianas”, no molestan. Ya no va a ser así. ¿Y ahora?

Sólo unos pequeños detalles:

a) ¿Alguien se acuerda del sainete de Perejil? Pues ahora (o dentro de poco) irá en serio: ya sabemos cuál es la vía de escape de nuestro amigo, el Rey cuando las cosas se ponen tontas.

b) Tema del supuesto petróleo entre Canarias y el Sahara. Idem.

c) Bereberes: en tiempos de Aznar, aparte de apoyar golpes de Estado en Guinea o en Venezuela, el aprendiz de brujo con bigote y sin complejos, dedicó buenos esfuerzos a la cosa de la identidad Tamazigh, que no se circunscribe a Marruecos, sino que ya ha tenido sus pinitos en Argelia.

La cosa está muy jodida en un país cuando casi tres cuartas partes de sus jóvenes tienen como idea de lo que es un futuro adecuado salir de él. Veremos lo que pasa.

23 comentarios:

  1. ¿Qué ocurre cuando un país está en manos de unos hijos de puta? que se hace insufrible vivir allí, normal que la gente escampe para la Península (aunque tampoco andamos excasos de hijos de puta xD!)
    El caso es que Marruecos lleva oliendo a guerra tela de tiempo, y e cuanto los marroquíes se envalentonen un poco la habrá.
    Y lo veo normal, oye

    ResponderEliminar
  2. No puedo más que estar de acuerdo contigo. A tu lúcido resumen de la situación actual conocida de Marruecos habría que sumarle la necesidad que tiene el que manda por aquellos pagos de asegurarse un puesto para su hijo (el presunto heredero en ciernes, y más después de los líos que se traen él y el resto de su familia mayor de edad con la sucesión).

    Siempre ha preocupado mucho a los reyes dejar a sus hijos colocados, y cuando poseen el poder de dirigir las cosas a su interés (como es el caso) es para preocuparnos, porque un golpe de Estado dirigido desde arriba no sería de extrañar si la cosa se pone difícil para Mohamed VI y ve peligrar su poder (recordemos que ya destituye al todopoderoso ministro del Interior porque le hacía demasiada sombra).

    Salud y paz.

    ResponderEliminar
  3. Eso es lo que yo quería decir. Sólo que pensemos un poco en los vecinos.

    ResponderEliminar
  4. P.D. ayer se supo que el rey ha destituido al Director General de Seguridad por cosa de una trama islamista para cargarse a dos ministros.

    ResponderEliminar
  5. De acuerdo con Lola, incluido el párrafo en el que dice que tampoco andamos escasos por aquí de hijos de puta.

    ResponderEliminar
  6. Yo también hace años que no voy por allí y me inquieta lo que dices de tu amiga y el baño de sangre. Esperemos que no siga los pasos de Argelia. Creo que no se dan las condiciones para que llegue a ese extremo, pero nunca se sabe...

    ResponderEliminar
  7. Suena muy lejos

    y está muy cerca

    ResponderEliminar
  8. Después de oir lo de Benedetto estoy por emigrar a Alaska.

    ResponderEliminar
  9. Me has hecho recordar una conversación hace ya unos cuantos años con una chica que fue a marruecos de viaje de fin de curso... la chica en cuestión los tenía bastante bien puestos y no se andaba con rodeos... "si te gustan los uniformes del ejercicitos y ver metralletas al lado de gente rezando... te gustará Marruecos... bueno y la marihuana también... estan todos histericos" no le falta razón, Marruecos es un polvorin que aún no ha estallado pero cuando lo haga... ay chacho que nos salpica de lleno.

    ResponderEliminar
  10. Precisamente esta noche se va para allá una muy amiga a ver de primera mano cómo está la cosa. Ella conoce muy bien Marruecos, ha ido sola (alguna vez yo con ella) muchas veces y se desenvuelve estupendamente pero, por primera vez, me ha dicho que piensa pasarse por el consulado español para decir por donde va a estar.

    ResponderEliminar
  11. Y, por cierto, Marruecos es un sitio lleno de gente encantadora. Si uno se adapta un poco -tampoco hay que hacer tanto esfuerzo- está muy bien y, si me apuras, hasta está bien para vivir. Me refiero a un español que, allí, pasa ipso facto a ser medio rico.

    ResponderEliminar
  12. Hola a todos:
    Ojo a la noticia que segun el ABC.es Mohammed VI ha llamado a consultas a su embajador en el Vaticano. Quizas se quiera guardar las espaldas con vistas a evitar excesivas manifestaciones en la calle.
    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  13. Veremos lo que pasa, pero poco podemos esperar de una dictadura sanguínea. Mohamed, además, ha de mantener a raya con concesiones, a los radicales islamistas que le aprietan cada vez más.
    Los marroquíes, pues hay de todo, como en cualquier sitio. Pero ya no tengo que mirar hacia abajo. Con llamar a la puerta de enfrente de mi casa, ya puedo hablar con ellos sobre lo humano y divino. Y mis vecinos son buenos tipos.

    ResponderEliminar
  14. W77: Justo lo menciono en el nuevo post. Don Luis: lo que intenta Mohammed VI es una política de divide ut vinces con los islamistas, pero es tan impopular que de poco le vale. Todos solemos ser buenos tipos, pero casi ninguno puede hacer nada por evitar que manden los malos tipos. Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
  15. Pcbcarp, has escrito todo eso y no te ha caído un rayo del cielo ni del ministerio de asuntos exteriores. ¡Podemos hablar de Marruecos!

    ¿Pero qué hacemos con ellos? Dinero ya les damos. Algunos piensan que mantener a la familia real es lo menos doloroso y, puesto que aún tenemos Perejil para otra partida, podremos respirar unos años más. Otros piensan que habría que invertir mucho más en desarrollo económico pero también me llegan noticias de que vienen vientos de reclamaciones nacionalistas para espantar al sucio capital infiel en pos de dineros más divinamente cualificados.

    Por otra parte, la inmigración marroquí está sufriendo un fuerte retroceso en zonas como Almería y Murcia en beneficio de ciudadanos de otros países. Esto está creando un resentimiento que ya se está haciendo notar en estos lugares. ¿Hasta dónde llegará?

    ResponderEliminar
  16. Por razones muy complejas, mientras por aquí la religión se ha asociado a menudo al poder político y económico, en los países musulmanes ha asumido la retórica de los desheredados. Esa es la razón del auge del islamismo, no es que el Islam sea en esencia más violento ni más oscurantista que las demás religiones.

    ResponderEliminar
  17. maria de la o20/9/06 12:35

    Mahoma, ese materialista(ojéese el Islam).
    Jesucristo, ese primer socialista(o casi).
    Y san PABLO, ESE JODIDO OPORTUNISTA...
    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. No sé... Yo siempre he juzgado las religiones por dos referencias: a) cómo murió su profeta y b) cómo es su paraiso.

    El Islam tiene un 6:la muerte del profeta es la más molante y su paraíso no está mal, pero a la larga seguro que cansa. el cristianismo tiene un 0: la muerte de su profeta es la peor y su paraíso es el más coñazo. Bueno, en realidad, es mentira: el budismo tiene un no sé, porque lamuerte de su profeta no está mal, pero no tiene paraíso y la que a mí me gusta, que es la cosa de los vikingos y tal, su profeta no se sabe muy bien cuál es, así que no podemos elegir entre cuál de las muertes nos decidimos, pero, lo que sí tengo claro es que syu paraíso es el mejor: ¡s un bar!

    ResponderEliminar
  19. ¡Ay!, que se me olvidaba... María de la O (que es a lo que iba) Si yo pudiera escoger un momento de la Historia para cambiarla, elegiría que el susodicho San Pablo se partiera el cuello al caerse del caballo camino de Damasco.

    Seguro que el mundo habría sido mejor. Aunque, tal vez, nos habríamos perdido La Vida de Brian.

    ResponderEliminar
  20. El otro día se me acercó en la Barra Física nº2 un parroquiano (de gintonic, que no de Mahou) y me inquirió: ¿Qué dijo el menda ese que están los moros revolucionados? Yo tenía en la mano El País con la foto de Benedicto XVI y la cabecera de un artículo, que todavía no había leído, anunciando una ofensa al Islam, a Mahoma (otra vez!) y las consiguientes protestas de los musulmanes. No tuve mas remedio que improvisar, y contestar que bueno, habrá dicho, que el Islam es malo, el Mahoma era un radical peligroso y un profeta impostor, y que donde esté la Religión Católica Apostólica y Romana, que se quiten las demás. El Beefeater enfureció por un momento, los curas, decía, y los mulas no dejan a la gente vivir en paz, como no follan, se dedican a sembrar cizalla, que vayan y se peleen entre ellos, etc. En cuanto soltó todo esto, se fue al rincón a fumar la pipa de la paz con Moha, un camarero marroquí muy popular en el barrio. En ningún momento puso en duda que el Papa pudo haber dicho algo así. Posterior confirmación por el periódico aparte, yo tampoco: que esperaban, que el Sumo Sacerdote católico dijera que el Islam es la mejor de las religiones, Mahoma el auténtico Profeta y el cristianismo esta hecho con los pies y tiene mucho que aprender de ellos? Habría que cerrar el chiringuito del Vaticano.
    Otra cosa es que podía haberse quedado callado o seguir evitando las confrontaciones. Si no quiere acostarse con el enemigo, cosa que parece evidente en su caso (tanto lo de enemigo, como lo de no querer acostarse con), tiene a sus espaldas una milenaria experiencia de la diplomacia vaticana que permite hacer cosas sin estridencias ni arriesgarse a pisar terrenos peligrosos.
    También a consecuencia del discurso, se habla mucho de la libertad de expresión que podemos permitirnos los de esta ladera del libro cuando nos referimos a la otra. Esta vez, a mi entender, el tema esta traído de los pelos: el Papa es un personaje público de gran relevancia y no puede tener libertad de expresión particular; solo puede/debe hacer declaraciones que expresen la voluntad del ente que representa, o, bien, indicar (dicen que sugiere o propone, pero siempre se entiende como mandamiento) por donde debe encaminarse. Que es lo que hizo en esta ocasión, lo mires por donde lo mires.
    Aquí llegamos al tercer aspecto del “caso”: la relación entre la Iglesia y el poder, o, mejor, el lugar de la Iglesia Católica en el entramado del poder en el Occidente. Así lo entendió la competencia directa del Papa: el Gran Ayatolla Hameney salió en persona (algo insólito) para bajarlo del séptimo cielo y denunciar que todo ha sido una vil, pero terrenal patraña del tándem EE UU-Israel. Ni habló de cruzadas, ni de la Yihad; menos aún de la autenticidad de Mahoma como enviado de Dios. Nada de eso: simplemente dijo, Pillín, te he calado, lo tuyo es de este mundo y a mí no me metes en tus líos. En otras palabras, lo ninguneó como interlocutor espiritual cualificado. Enseguida se enfriaron las protestas de "espontáneos", y los rudos mulas, curtidos en muchas guerras, incluida la de las caricaturas, se limitaron a decir en la oración del viernes que los cristianos son un atajo de ignorantes malévolos; bueno, ¿y qué?, eso ya lo sabíamos desde siempre. Incluso, el doberman Ahmadinejad “solo” sermoneó al Papa por intolerante e iletrado. Podía haber sido mas duro, pero, cuando el perro oye la voz de su amo, no ladra.
    Llegados a este punto, el Vaticano emprende una gran ofensiva diplomática, aparentemente a la defensiva, pero, en realidad, reclamando un sitio más relevante y más visible en la actual confrontación política entre Occidente y el Oriente musulmán. En efecto, por un lado, susurran a todos, que Ratzinger es un profesor chiflado, pero, después, se ponen serios, y dicen que lo nuestro es repartir ostias, o, a buen entendedor, partir el bacalao y hay que contar con nosotros para todo. Como vosotros contais con vuestros Ulemas, ni más ni menos. Este es el quid de la cuestión. Si este resultado era habilmente buscado por el Papa en su discurso ya es irrelevante: la discusión identitaria levantada lleva inevitablemente a la revisión a la alza del lugar de la Iglesia Católica en la elaboración y ejecución de la política actual de Occidente en el choque/dialogo de civilizaciones, que cada uno lo mire desde el prisma que mas le llena. Para un botón de muestra, el gobierno neocon americano no se siente nada cómodo en medio de esta gresca aparentemente entre moros y cristianos, porque en realidad, a quien están pisando el terreno es a su papel de único gestor y mentor de los valores occidentales. Mas bien andan calladitos para rebajar el perfil de la marea, pero las cabeceras de los periódicos demuestran que la diplomacia vaticana sabe como mantenerse en primera línea. No pueden sacar masas a las calles, como sus colegas musulmanes, ni mandar ejércitos, ni brigadas de mártires.
    Pero todo el mundo se está enterando de que con la Iglesia hemos topado.
    Y de paso, que Ratzinger no es un teólogo bisoño, o, al menos, no solo eso. Es un Papa, Benedicto XVI, para mas señas. Veremos hasta donde llegará.

    ResponderEliminar
  21. Coloqué este comentario aquí por equivocación. En realidad pertenece al post siguiente. Pcbcarp, creo que puedes borrarlo de aquí (junto con esta nota). Please, do it.

    ResponderEliminar
  22. maria de la o25/9/06 23:03

    Cierto, muy cierto Pcbcarp, el mundo no sería lo mismo sin la Vida de Brian.xD.
    Saluditos, encanto.

    ResponderEliminar
  23. he leido por encima algunos de los comentarios que completan esta página. Veo que está muy de actualidad el tema Árabe y todo lo relacionado con marruecos y tal.
    yo, español de 19 años con pequeñas nociones de cultura árabe, islámica o como la querais llamar, defiendo a esta cultura como a cualquier otra dentro del respeto que proceso ante la pluralidad y el beneficio y educación que nos proporciona saber de todas las culturas del mundo. no malinterpreteis mis plalabras, defiendo a esta cultura pero no a muchas de sus injusticias y acoso de libertad. esta cultura como cualquier otra, sea del origen que sea, es tan beneficiosa o tan perniciosa como otra cualquiera, las culturas no atienden a gerarquias.Creo que el conjunto de culturas que pueblan la tierra tiene mucho que darnos a los que las desconocemos y que la union y conocimiento de ellas, asi como la educacion, el respeto, la libertad,...etc, hace mejores a las personas. la cultura arabe, concretamente la marroquí, me parece una bellisima cultura sabiendo que tambien le sobran algunos defectos (como a cualquier otra).
    hoy en día, el odio hacia el mundo oriental está creciendo. Lo veo todo los dias crecer: gente que no se confiesa racista pero que manifiesta abiertamente su odio y rechazo hacia culturas que no conocen.
    vivimos en un mundo que se derrumba y nosotros estamos debajo.
    no se si con estas palabras comprendereis lo que os quiero decir, son tantos los conceptos que se mueven en mi cabeza que a lo mejor al transcribirlos caigo en el error de no llegar a dejar nada claro, no lo sé, y me disculpo por ello.
    solo pido que habrais los ojos, que os empapeis de todo lo bueno de este mundo y que el respeto hacia nuestros semejantes corra por vuestras venas. liberad vuestras mentes: no es malo aquel que es de tal condicion, es malo quien cometa algun acto pernicioso para sus congéneres. quizas todo esto sea una utopia, quizas solo este soñando, pero me da igual, en mi corazon se que es posible y se que todo esto puede mejorar si cada uno ponemos un pequeño grano de arena.
    si alguie se queda con alguna duda o no entiende lo que digo estoy dispuesto ha hablar racionalmente con quien lo requiera; "hablando se entiende la gente".
    sin mas, un saludo y pedir perdon por mi forma de expresarme, quizas nada haya quedado claro, lo siento.
    paz para todo el mundo!!

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos