25/12/06

Estampa navideña


No puedo resistirme a poner esta foto aparecida en El Mundo del sábado, porque, aparte de ilustrar el espíritu legionario que, como es sabido "es único y sin igual", muestra cómo se aplica la idea de acción psicológica. Los aguerridos lejías que avanzan a paso de maniobra con la banda de cornetas y atambores al frente caracterizados de Papá Noel (lo cual no es americanización, ya que, al fin y al cabo, se supone que San Nicolás era de Játiva) se dirigen a dos escuelas a llevar regalos a los niños. El único dato es que los niños son chiís y no sé cómo lo tomarán los de Hezbollah, pero, en fin, no espero que llamen a la Yihad por ello. Ya se sabe que, por lo menos, los militares españoles son casi los únicos que no han sido acusados de crímenes de guerra en las misiones de paz, lo que es reconfortante para alguien como yo que no deja de tener apego al Ejército del que -al fin y al cabo- soy oficial de la reserva.

Por cierto, el pasado día 15 se publicó el nuevo manual de Contra Insurgencia (COIN) común del Ejército Americano y los Marines. Está aquí
http://usacac.army.mil/cac/repository/materials/coin-fm3-24.pdf y tiene la novedad de ser más o menos razonable en el aspecto de guerra, digamos, ideológica. En ese aspecto distancia bastante de las habituales estupideces para uso de neocons convencidos; lo que viene a demostrar que los militares tienen cierta capacidad de aprendizaje, porque en ello les va el pellejo. Los políticos, bastante menos. Lo comentaremos, porque es muy interesante y porque una vez traducido será más o menos adoptado por nuestras FAS, como los anteriores.

Bueno, y al hilo de conversaciones recientes, retomaremos los apuntes para el manual de intoxicación informativa del Prof. Carpzovius; hoy hablaremos de los puntos de corte.

1º) Punto de corte histórico, es decir: privar a un hecho de sus antecedentes.

2º) Lo que podríamos llamar punto de corte ambiental: Privar a ese mismo hecho de sus concomitantes, es decir, de las circunstancias concretas en que ese hecho se produce.

Los controladores del pensamiento de los humanos, se dedican sobre todo a eso: los buenos intoxicadores procuran no mentir, ya que la mentira se descubre fácilmente. Lo de mentir, aunque igual de eficaz en general (y mucho más fácil) es muy barato y poco profesional. Y, aunque por regla general no tenga consecuencias, es más fácil de refutar. Aunque los receptores convencidos de la mentira se nieguen a aceptar que su verdad es falsa, hay un porcentaje de receptores potenciales que se sienten frustrados y confusos. Por ello, mejor no mentir, sino seleccionar datos e ignorar los datos complementarios que pondrían los hechos en su justa perspectiva.

Por ejemplo, limitándonos al punto de corte histórico (PCH)... Pensaba hablar de los GAL, que es el caso químicamente puro de aplicación del punto de corte temporal, pero no sé si atreverme. Bueno, si. Los GAL siguen siendo el argumento comodín para cuando no hay ningún otro. Forman parte del imaginario popular y no hay que describirlos ni explicarlos. Basta con mencionarlos.

¿Por qué? Porque el trabajo se hizo bien. Tan bien que no sólo los simpatizantes del PP reaccionan convenientemente al estímulo; sino también los del PSOE (reacción, en este caso, consistente en envainársela) Todo ello porque todos han interiorizado el punto de corte temporal y los hechos anteriores se han borrado y son inexistentes: nunca han ocurrido, ya que la sacrosanta Transición fue ejemplar en todos los sentidos.

Los GAL significaron el fin de un procedimiento. Lo que mucha gente menor de -digamos- 45 años no sabe o no quiere saber es que, no sólo tuvieron antecedentes, sino que dichos antecedentes eran la misma gente y que hubo una continuidad total. Antes de los GAL, estaba la triple A (Alianza Apostólica -¡manda huevos!- Anticomunista), luego vino el BVE (Batallón Vasco Español) y, luego, los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación) Antes de la Triple A, estaban los Guerrilleros de Cristo Rey y cosas así, pero eso nos interesa menos, porque entraban dentro de la clasificación de "elementos incontrolados" que suele darse a los aficionados que trabajan a tiempo parcial para el régimen. En ese mismo tiempo, el trabajo sucio todavía lo hacía la Guardia Civil y la Policía de uniforme, lo cual aún era socialmente asumido como su función normal: la BPS, El comisario Conesa, el inspector Pacheco, etc. Gente que en circunstancias distintas habría sido juzgada y convenientemente condenada.

Pero el entonces ministro de la Gobernación era un hombre de Estado y con mentalidad moderna, así que aprovechó que tenía trabajando para él al fundador de la Triple A argentina y le montaron el grupito de incontrolados sin molestarse siquiera en cambiarle el nombre (bueno: la segunda "A" pasó, por alguna extraña razón, a significar Apostólica en lugar de Argentina; supongo que no encontraron otra palabra que empezara por A) Claro, que era el 76 y aún podía darse el caso de que la Policía Armada disolviese a tiros una asamblea de CCOO en una iglesia matando a 6 trabajadores e hiriendo a más de 100 (en general, de bala) sin que pasase nada ni al insigne ministro de la Gobernación, hoy Presidente Vitalicio o algo así, que dio la orden directamente y así lo reconocía aún tan campante hace un par de años en una entrevista, nadie le exigiera responsabilidad alguna. Claro que ese hecho, como tantos otros, tampoco ocurrió.

Después de las elecciones que dieron el Gobierno a la UCD, la cosa siguió su curso natural, bajo los gobiernos de Suárez, con Martín Villa y Rosón como ministros del Interior, y a nadie le interesa lo más mínimo. Que yo sepa, el único que insinuó que podía largar cuando los juicios de los GAL fue el teniente general Sáez de Santamaría (el padre de Soraya) "in illo tempore" director general de la Policía y que algo debía saber (lo que me lleva a pensar que su hija, también). Finalmente, renunciaron a su testimonio no estropeara la fiesta. Lo que me llama poderosamente la atención es la siguiente cuestión: ¿Qué tendrá que tapar el PSOE para no haber tirado de la manta entonces ni después?

Pongo este ejemplo, porque es conocido y muy claro. Pero puede aplicarse a muchas cuestiones, como la archicomentada situación de Palestina e Israel, cuya percepción varía notablemente según nos vayamos remontando a 1973 o a 1967 o a 1956 o a 1948 o a 1946 o a 1918 o a 1916. O a Líbano, según nos quedemos en hoy o recordemos cómo fue conquistado a sangre y fuego por el ejército francés, después de la Primera Guerra Mundial, para separarlo de Siria.

Bueno, mañana más.


19 comentarios:

  1. Magnífico el análisis sobre la teoría y práctica de los GAL, sin duda. Sólo falta que cierto periodista aficionado a los vídeos porno te hiciera algo más de caso y matizara su campaña de acoso y derribo, cosa que, por desgracia, nunca suele hacer. Él es así de chulo.
    En mi opinión, los GAL fueron un error, heredado por el PSOE tras el franquismo y la Transición. La culpa, por tanto, no es exclusivamente socialista, sino también de quienes promovieron el nacimiento y mantenimiento de tan singular herramienta del Estado.
    ¿Reconocerá la derecha, continuadora tanto del franquismo como de la UCD -la sacrosanta Transición constitucional a la que ahora reverencian, cuando antes les repugnaba-, que en parte tuvo algo que ver en el asunto?
    No.
    Más claro, el agua.

    ResponderEliminar
  2. Hola fer. En mi opinión, lamentablemente, los GAL no fueron un error, sino el empleo normal -que nadie se cuestionaba entonces- del omnipresente terrorismo de Estado (Light en comparación con lo que se hacía en Centroamérica por la misma época). Lo que fue un error es la chapuza que fueron. Pero esa chapuza venía de la impunidad absoluta de que habían gozado hasta entonces. Lo de los GAL es un aviso para mareantes de que esa impunidad (por lo menos para algunos) ya no es del todo segura. Cosa con la que -independientemente de los fines espureos que llevaron a tirar de la manta- todos salimos ganando al fin y al cabo.

    Cuando quedó claro que era un error, y que traían más problemas que beneficios, se liquidaron y ya está. Lo que nadie pensaba es que iban a resucitar para ganar unas elecciones. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo en lo de los GAL, pero San Nicolás, ¿de Játiva?

    San Nicolás nació en Patara, actual Turquía, y fue obispo de Myra. Lo sé porque estuve allí ante su sarcófago roto, donde reposaron sus huesos hasta que los robaron y llevaron a Bari.

    ResponderEliminar
  4. ¿Legionarios? Creí que era una misión de "Payasos sin fronteras".

    ResponderEliminar
  5. Una pregunta hipotética: ¿Qué diría el liberal Jimenez Losantos si los GAL hubiesen sido denunciados publicamente durante gobierno del PP?

    ResponderEliminar
  6. Raquel: No la Soraya del Hola de aquellos tiempos heróicos, sino Soraya Sáez de Santamaría, una chica muy mona que es diputada del PP y sale mucho en la tele.

    Loti, no me vas a confundir a San Nicolás de Bari con el otro San Nicolás, ¡hombre!, uno que era obispo y como era algo heterodoxo, me lo mandaron a las partibus a evangelizar a los vikingos. Como te oiga alguien de Xátiva te despelleja vivo. ;)

    Estimada Sra. Liddell, no me se ponga Vd. cáustica con el Tercio, mujer. Observará que al menos, siguiendo el manual de acción psicológica, no se han hecho acompañar de Blanquita en esta ocasión por motivos evidentes (aunque la fiesta del cordero ya pasó, afortunadamente)

    Sr. Gutiérrez: no se me ocurre, la verdad. Pero ahora y por alguna razón que se me escapa, es El Mundo el que está sacando que han pillado al jefe de la triple A argentina aquí en España, y cuentan que fue guardaespaldas de Fraga y demás... No ha habido reacción, que yo sepa.

    ResponderEliminar
  7. Una pregunta con maldad insana: ¿puede ser que El Mundo esté sacando lo del jefe de la triple A, o remarcando por enésima vez cualquier trama absurda sobre el 11-M, para no dar cuenta de los escándalos de corrupción protagonizados por el PP?
    Lo dejo en el aire.

    ResponderEliminar
  8. ¿Manipulaciones informativas? No creo; sólo versiones parciales de una verdad relativa. Cogemos el trozo que más nos conviene a la opinión preestablecida, y seguimos tan felices. Pero hay un problema: Los datos. Esos, ni usted, ni yo podemos manipularlos.

    ResponderEliminar
  9. Tengo que publicar como anónimo, pero soy Mimismidad.
    Lo malo de no ver la tele, Pcb, que luego una no sabe quién es Soraya. Supongo que la Soraya del Hola es la que fue esposa del Sha, ¿no?

    ResponderEliminar
  10. Fer: a El Mundo hay cosas que se le escapan de la línea editorial habitual. Pero no creo que hayan buscado ninguna relación entre lo que dices y la actualidad. de hecho, hay periodistas tan jóvenes que no tienen ni idea de que aquí hubo una triple A con los mismos miemobros (el pollo en cuestión, por ejemplo, participó en los eventos de Montejurra del 76, pero, ¿quién se acuerda de aquello?) De hecho, hoy, venía un especial corrupción urbanística en que se recogían los casos más sonados de los cuales el 90% son de alcaldes y concejales del PP, y lo cuentan tan pichis (mientras no salga en primera páina...)

    Don Luis: en geneal, conforme, salvo que la verdad no es relativa; los relativos somos nosotros. Y, en cuanto a los datos, ahí están. De lo que hablamos es de qué datos se tienen en cuenta y cuales se hacen desaparecer. En efecto: cada uno los suyos.

    Mimismidad: Acertaste. La Soraya que dio nombre a una generacón de niñas españolas.

    ResponderEliminar
  11. Sí PCBCARP, muy cierto lo que escribes. Los ancestros del GAL tuvieron otros nombres, en algunos libros sobre ETA hay capitulos dedicadosa al GAL y sus orígenes, y es de interés ver como algunos de los agentes de los servicios secretos bajo mando directo de Carrero Blanco fueron posteriores nombres que aparecen en algunos de los grupos que has mencionado precedentes del GAL, incluída la guerra sucia de las fuerzas del estado bajo franco sin sigla alguna. Conocía el tema, por encima, pero tú lo has expuesto muy bien.

    Aunque la foto es más impactante ¿cuando se ha enrolado Papa Noel en el ejército? Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Gracias, espía. Carrero Blanco intentó organizar un servicio de inteligencia con criterios modernos, el SECED, aunque no consiguió unificar los innumerables órganos encargados del tema, algo típico de las dictaduras.

    Cuando leí el libro de Coronel San Martín, al que Carrero le encomendó dicha organización, descubrí que lo que siempre se decía como leyenda urbana, a saber: que los gremios de taxistas y bedeles de universidad estaban trillados de espías del régimen, era absolutamente cierto: San Martín lo cuenta, que se colocaba en dichos puestos a guardias civiles y policías jubilados para que informaran de lo que vieran y oyeran. Sumamente eficaz, desde luego.

    ResponderEliminar
  13. Muy buena la estampa navideña cañí!!!

    Feliz 2007!!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias, aloma69. Acabo de "migrar" a la versión novedosa del puñetero Blogger y me percato de que: a) no entiende los acento, lo que me obligará a suprimirlos para que la cosa no quede completamente lamentable y b) que los no migrados aparecen ahora como anónimos. ¡Vaya cosa!

    ResponderEliminar
  15. el artículo muy bien pero... ¿DE QUÉ SORAYA ESTAMOS HABLANDO?

    ResponderEliminar
  16. El Gal me llevó a abrir mi primer blog allá por octubre de 2003.
    Misteriosamente aparecí en una lista de españa 2000 como objetivo a batir.

    Y mira que era simpático mi análisis.

    Gracias por recordarmelo, lo volveré a escribir.

    (primer comment de 2007 en tu blog)

    ResponderEliminar
  17. vespeiro libanes12/2/08 11:38

    ¿Avispero libanés?

    ResponderEliminar
  18. Cartas firmadas por un tal "Rodríguez", enviadas al coronel Bentzi Gruber

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos