9/1/07

Diario de un joven padawan 02

Mientras escribo yo algo, pondré algo más de lo que me pasa la joven padawan para que siga sometiéndose a la crítica despiadada de sus mayores. Esto está un poco limitado (y dedicado) a los clientes de la barra física, pero...
A mi personalmente me gusta mucho, cada vez que sale el tema :LOS JOVENES Y SU EDUCACIÓN. Es un tema bastante divertido en el que todos los que son padres ponen verdes a sus pobres hijos no presentes por supuesto, y lo mas gracioso es que aquellos que no tienen hijos hablan del tema como si tuviesen cinco o seis si me apuras, cada uno saca sus propias anécdotas y es como en los programas de cotilleos: mi hija es mas puta que la tuya. Pues aquí lo mismito, solo que la cosa consiste en: mi hijo es mas yonky que el tuyo o mi hijo de mayor será peor que el tuyo seguro.

Y entonces llega el momento en que Chencho que es uno de los pocos que opina a nuestro favor suelta una de sus charlas magistrales y les hace a todos reflexionar, y como no, discutir, y la conversación normalmente acaba en las propias anécdotas de los padres en su juventud.

Tendrían que estar sus hijos delante porque ahí podrían decir, joder papa tu eras peor que yo!!, pero claro eso seria terriblemente humillante para ellos como padres.

Con esto me gustaría revindicar el hecho de que cuando los adultos (como ellos se llaman por tener 30 años mas que nosotros) nos critican, no nos están criticando en realidad, simplemente están reviviendo su juventud, porque ellos como humanos también tienen derecho.


Charlas de política.

Este capitulo también es bastante interesante, todo esto suele ocurrir en la siguiente situación:

La televisión encendida, con el informativo hablando de cualquier historia política (da igual el partido, los tenemos de todos los colores), tres o cuatro o cinco o seis cervecitas y tres factores muy importantes: el tabernero, chencho, y pis.

El tabernero mete baza normalmente ultraderechista, pis le apoya (en realidad ninguno piensa así) pero la explicación de esto es picar a chencho (si, es cierto, el niño nos salió rojillo).
El pequeño chencho es el que va en contra de prácticamente todo el grupo, los únicos apoyos que tiene (condicionales por supuesto) son el goloso2, el macho de espalda plateada y en ocasiones de desesperación, el maestro.

En esta terrible lucha se han dado casos de verdaderos mosqueos en los que chencho metía en la conversación a cualquier cosa andante que pasara a su lado para que opinase y por supuesto le diera la razón, mientras que el dúo dinámico demuestra su total satisfacción por el conflicto emocional creado en la cabeza de chencho, hablando en plata, se descojonan de el en su cara.

Chencho siempre pierde así que recoge su chaqueta, gabardina o directamente no coge nada y se marcha por donde ha venido.

Mientras que el tabernero se ríe de él a carcajada limpia a medida que echa el cierre.

(si, es lo que estáis pensando, estas charlas son las típicas que empiezan a las 10 de la noche, hora del parte, y acaban a las 2 o las 3 de las mañanas, hora prudencial para que el tabernero haya hecho su caja de la noche por culpa inocentemente de la política, con todos mis respetos hacia él pero es la verdad)

5 comentarios:

  1. Jeje, Chencho se opone a todo: vamos, como uno de los personajes de "Banner y Flappi"
    - Me opongo
    - ¿A qué?
    - No sé, pero me opongo.
    El nombre del personaje no lo recuerdo, pero el diálogo que reproduzco no lo he olvidado, me hizo gracia

    ResponderEliminar
  2. Pues yo eso lo vivo muchas veces.... y no necesariamente a las 10 y con cervezas. Cualquier noticia o imagen basta para que salte la liebre. Encima a mi me toca ser el rojillo siempre (como naci el dia en el que se legalizo el PC en españa...), con el puño en alto. En fin, todo ejercicio de debate esta bien, muchas veces, aunque sea por el placer de debatir. A veces, supongo que nos pasa a todos, nos ponemos de abogados del diablo solo por el mero hecho de comprobar hasta donde podemos esgrimir argumentos que ni nosotros mismos nos creemos, verdad? Jajaja. A las barricadas!

    ResponderEliminar
  3. Chencho y su frente.15/7/07 2:00

    No se el motivo, pero se me escapó la lectura de esta entrada así que, 6 meses después hago comentario.
    Mi querida Padawan, mi frente es víctima como daño colateral de todas y cada una de esas "charlas". En ocasiones al llegar a casa me entristecía el tener que haber ejercido de abanderado de lo imposible. Pero, como todo, tiene su explicación: Hay hechos y comentarios que, a mi entender, no se deben hacer ni en broma y menos si salen de labios amigos. Al oir comentarios racistas en tono chistoso, ultrajes a la mujer como broma y cosas por el estilo, se me enciende la alarma y mi cuerpo (cuerpecito) particular de bomberos corre a sofocar el incendio, aunque a veces reconozco que lo que he conseguido es prender más que apagar.
    Besos como quesos

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos