25/1/07

Psicópata, literato y mártir

Acaban de decir en la radio que De Juana Chaos se queda en la cárcel. Como el sujeto en cuestión es un asesino (25 muertos), el Estado de Derecho no rige para él. Y todo el mundo tan contento.

Van a acabar convirtiendo a un psicópata en mártir. Cojonudo, a estas alturas.

Antes de empezar, permitidme que deje clara mi posición: la causa de todo este desaguisado es la decadente costumbre de hacer prisioneros que han adoptado los Estados de nuestro entorno. No siento la menor simpatía por el tipo y no me va a afectar lo más mínimo que fenezca de un modo u otro.

Lo que pasa es que me jode notablemente ver cómo, con la excusa del terrorismo, se van cambiando las cosas insensiblemente para ir introduciendo, así como quien no quiere la cosa, pequeños cambios que permiten que quien esté en el poder meta en la cárcel a quien quiera y le mantenga allí mientras le interese. Es decir: no sólo a un asesino más o menos sanguinario y público. A usted o a mí, también. Lo que los hijoputas de ETA no pueden conseguir, que es cargarse la democracia más o menos patatera que disfrutamos, lo va a acabar consiguiendo la gente que vive de nuestros impuestos con la misión de defenderla.

Entendámonos: hablo en el ámbito de lo meramente formal. Es decir: hay una ley que se publica en el BOE; en ella se dice lo que está bien y lo que está mal y cuánto tiempo me voy a pasar en la cárcel si hago algo que la ley define como malo (realmente, matar, robar o violar no está prohibido: sólo castigado). Sea quien sea yo. Ese pequeño detalle, ínfimo detalle, es lo que diferencia una democracia de una dictadura. Por ejemplo, la Ley puede decir: “si haces tal cosa, tienes cadena perpetua”. Tú lo pones en tu programa electoral: voy a poner la cadena perpetua para tales delitos. La gente te vota, tú sacas mayoría absoluta, apruebas en las Cortes el cambio del Código Penal, y ya está: cadena perpetua. Igual para todos.

En vez de eso, cambias el Código Penal para introducir un sistema que, para determinados delitos, es casi cadena perpetua, pero que la gente no se entere hasta que le toque. Claro que, como hay criminales que han sido juzgados por el benévolo código franquista, vulneras otro principio básico, que es el de la irretroactividad de la Ley penal (si yo digo ahora que tal cosa es delito, no puedo condenar por ello al que la hizo antes de que fuera delito; o, si una condena se liquidaba de tal forma y ahora digo que de tal otra más perjudicial para el reo, no le puedo aplicar este sistema al que delinquió antes del cambio) y les aplicas el nuevo (Doctrina Parot).

Recapitulemos:

En aplicación del Código Penal vigente en el momento de cometer sus crímenes, (el “franquista” de 1973, que fue cambiado por “El Código Penal de la Democracia” en los últimos momentos de Felipe González) De Juana debería haber salido de la cárcel el día 25 de octubre de 2004. (Por lo menos en España, cuando a alguien le condenan, se le hace la liquidación: el Juzgado saca un papel que dice: tiene Vd. tantos días de cárcel, así que sale tal día de tal año, beneficios aparte, y tú sabes a qué atenerte).

No fue así, porque los periódicos y las radios vociferaron mucho y un Juez decidió que eso no podía ser y se dedicó a mirar con lupa la liquidación de condena a ver si había algo donde agarrarse para retrasar la excarcelación. (siempre puede haber algún fraude, en plan estudios que no se han hecho o así) Como con eso no les valía, tuvieron que buscar otra cosa.

Y resulta que De Juana fue y escribió dos cartas-artículos para la prensa abertzale en las que (aparte de dar muestras de la peculiar percepción de la realidad propia de esta gente, que sufre tanto y todas las bombas que han puesto ha sido obligados por la pérfida opresión española) criticaba la política penitenciaria del Gobierno de Zapatero. Una, a raíz del nombramiento de Mercedes Gallizo como Directora Gral. de Instituciones Penitenciarias –Gallizo- y otra –El escudo- que, empezando por la película “El Lobo”, en la que (según él) se eleva a un chivato a la categoría de héroe, trata más o menos de lo mismo.

Aquí están las cartas, si es que alguien tiene interés en ver cómo se justifica una petición de 96 años de cárcel o de 12, da igual, en un Estado social y democrático de Derecho. Por escribir estas cosas, te piden (en el mejor de los casos) lo mismo que por matar a alguien:

· “Gallizo” y “El escudo”

Aparte de pretender mantener a alguien indefinidamente en prisión por escribir dos artículos más o menos políticos (¿qué le debería caer a FJLS, o a mí mismo?), se buscó otro subterfugio: Se le encausa por amenazas terroristas, si, pero –aún más grave- por pertenencia a banda armada. Es decir: por uno de los delitos por los que ya había cumplido su condena. (Si: tras sólo 18 años en el talego, la condena estaba cumplida, nos guste o no –imaginaos qué haríais cualquiera de vosotros si de pronto fuerais conscientes de que os vais a pasar los próximos 18 años de vuestra vida entre rejas –bien es verdad que espero que no hayáis hecho nada que lo merezca).

Uno de los principios básicos del Derecho occidental es que no se puede condenar dos veces a alguien por el mismo delito: non bis in idem. Por eso, no nos pueden poner dos multas de tráfico por la misma infracción. Imagínense que cada vez que un guardia da la vuelta a la manzana nos pone otra multa por tener el coche mal aparcado. La idea es que De Juana pertenecía a ETA, que dejó de pertenecer a ETA al ser detenido (¡?) y que volvió a integrarse en ETA al escribir las cartas. No se rían porque no tiene gracia.

Si alguien tiene a bien leerse las cartas y considera que por escribirlas se le puede pedir a alguien 96 o 12 años, espero que me lo razone. Por favor.

En otro orden de cosas, yo sería partidario de que De Juana siguiera en la cárcel (o el hospital penitenciario) a pesar de su estado, ya que –ahí asumo el argumento de Rajoy- si cualquier penado, por ponerse en huelga de hambre, obtiene la libertad, vaya cachondeo.

Bueno, hay un par de temas: éste no está penado, sino en prisión provisional, porque su condena no es firme y está pendiente de recurso (¿qué pasaría si le absuelven y va el cabrón y se muere?) y la Ley, en efecto, prevé que se le pueda acordar prisión atenuada o libertad provisional si está muy malito. Al fin y al cabo, a Galindo le soltaron porque tenía una arritmia, o a Vera porque estaba deprimido. (Y a muchos otros, siempre y cuando no sean vulgares chorizos)

El problema es considerar por qué este tío está –hoy- en la cárcel. Está en la cárcel, porque es un terrorista. Subrayo: no porque haya matado a 25 personas, que por eso ya ha pagado según nuestra Ley, sino porque ES un terrorista. Tengo entendido que en las facultades de Derecho siguen enseñando que lo que diferencia el Derecho Penal de un Estado Civilizado y el de un Estado Nazi o Soviético es que aquí se castiga a la gente por lo que hace, no por lo que es. (Por ejemplo: homosexual; por ejemplo: gitano; por ejemplo: rojo; etc.) No se preocupen: en Inglaterra ya se están planteando introducir la idea, para entalegar, antes de que haga nada, a quien la Policía piense que puede llegar a hacerse terrorista.

En El País de hoy, decían (antes de saber qué iba a pasar esta mañana) que el Magistrado Gómez Bermúdez no debería participar en el pleno que decidiría sobre la situación penitenciaria del etarra en cuestión, ya que él era uno de los amenazados.

Para los que no se tomen la molestia de leer, transcribo las amenazas:


“A partir de aquella fecha no he salido de prisión, oficialmente porque el juez Gómez Bermúdez otra estrella meteórica labrada sobre sufrimiento vasco tiene “dudas” sobre la condena cumplida. Y una vez más no deja de asombrarme y ojalá no pierda nunca esta capacidad el desprecio que de sus propias leyes tienen sus servidores. Que las rechacemos nosotros que las combatimos es natural, pero que las desprecien quienes comen de ellas es un indicador más de cuál es su función”.


http://elalmacendelabarravirtual.blogspot.com/2007/01/las-cartas-de-marras.html

18 comentarios:

  1. Sociópata, mal escribidor y martirizador, son los epítetos que le cuadran.

    ResponderEliminar
  2. hay un motivo por el que esas cartas deban ser motivo de cárcel: PORQUE SI. ¿Alguna duda?

    ResponderEliminar
  3. Salvador Cot en el "Avui" de ayer escribió lo siguiente:

    "Me incomoda extraordinariamente, el caso de Iñaki de Juana Chaos. Y es porque en una parte infinitesimal me siento responsable de lo que está pasando. Me explico: cuando la Audiencia Nacional de Madrid buscó como fuera la manera de mantenerlo en prisión, a pesar de haber cumplido la condena, fui totalmente consciente –como mucha otra gente, estoy seguro- que se trataba de una cadena perpetua encubierta. Doce años de prisión por dos artículos confusos y mal escritos que nadie ha leído, es una barbaridad que no tiene nada que ver con la democracia.
    Aquel era el momento de denunciar la bestialidad y no ahora cuando este preso está a punto de morir.
    Pero de Juana Chaos es un asesino especialmente sanguinario, sin defensa humana posible. Y cuando se hizo real la condena supletoria, costaba mucho escribir un articulo como este. Y no lo escribí. Y no lo escribimos. No sé si De Juana Chaos morirá o no. Pero sí sé que la culpa no es, sólo, de los jueces.

    (...) Si partimos del principio -constitucional, por cierto- de que la prisión tiene como objetivo la reinserción social y no el castigo o la venganza, el Estado no puede pervertir las propias leyes inventándose nuevos procesos para conseguir un efecto de cadena perpetua que calmen una opinión pública sobreexcitada. Menos todavía cuando estas condenas ad hoc se hacen por razones políticas. A Iñaki de Juana Chaos se le ha de aplicar la misma ley que a los presos comunes, porque si no, dejará de serlo. "

    Espero no haberme dejado nada porque lo he traducido ahora mismo. Me adhiero a su opinión, que entiendo no es muy dispar a la tuya.
    Son temas para los que si somos demócratas y justos, debemos dejar el corazón y el hígado a un lado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Raquel: En realidad, esta gente no son -en general, ni psicópatas, ni sociópatas- de sociópatas los calificaban en tiempos de Franco a los de ETA y a la oposición clandestina en gral. porque era incomprensible que alguien no fuera feliz en aquella España. Lo realmente grave es que suelen ser bastante normalitos, pero su percepción de la realidad está alterada por el aislamiento en que viven su vida. No sólo les pasa a ellos es el principio básico de cualquier secta.

    Folken: Efectivamente, eso es lo que yo intentaba decir, pero es que -¡mecachis!- sigo careciendo de su reconocida capacidad de síntesis lapidaria. Saludos.

    Mia Moore:Eso es. Como escribí casi del tirón, esta mañana no estaba muy seguro de la claridad. Bueno.. pué pasar. Lo que quería decir, en definitiva, es que DURA LEX SED LEX. Aunque parezca dura por parecer blanda. Por otra parte, resulta sumamente inquietante la extraordinaria influencia de los medios sobre los jueces (claro, que hay que conocer a los jueces...)

    Por lo demás, y al hilo de lo que dices... Una cosa es que suelte mis particulares exabruptos en la barar virtual o en la barra física y trate de facilitar argumentos y otra es que, la verdad, no me veo manifestándome por la libertad de un tipo como éste. Tengo mis limitaciones. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Pues no sé yo. Leí en su momento las cartas, y, por supuesto, su contenido es delictivo (al menos, coacciones, y sin duda pertenencia a Banda Armada); por supuesto son escritas en un momento posterior al de su condena, de manera que él debe ser procesado; a partir de ahí, cruje tu argumento, pues la Sentencia se dicta en proceso y por causa diferente. La no-firmeza de la Sentencia es irrelevante: condenado en la Instancia, es él quien recurre. Cachondo sería que tal elemento le permitiese salir. Finalmente, la decisión de su salida por razones de salud es también objeto de una resolución judicial clara. Así que está donde debe.
    Dos reflexiones complementarias; una: la pena aplicada por las dos cartas (por cierto, hace falta ser bastante limitado mentalmente para tldarlas de 'dos artículos confusos y mal escritos que nadie ha leído'; pésimamente escritos, sin duda, pero espero que JAMÁS el Cot ése tenga que leer su nombre en una cartita como la que nos ocupa) es muy elevada. Como el contenido de lo injusto que lleva aparejado escribirlas: una bonita Sentencia de Muerte de aplicación potencial para todos los funcionarios que se citan con nombre y apellidos.
    Dos: cierto es que en otros casos se ha liberado a personas con afecciones de salud. Como cierto es que De Juana se ha llevado a sí mismo a ese estado -por una parte- y que las personas que citas no disponían de una banda asesina que pueda, por ejemplo, matar al médico que le alimente forzadamente (1990: Dr. D. José Ramón Muñoz y Fernández, Jefe de Medicina Interna del Servet de Zaragoza, asesinado por los GRAPO en su consulta por almentar forzadamente, en cumplimiento de su juramento hipocrático, a un hijoputa de estos, grapero en este caso)
    Mi muy apreciado Carpzovius, en términos jurídicos la razón no te asiste.
    Ah, por cierto: De Juana habla en todo momento en sus escritos de "presos políticos vascos", y eso no existe. Es como si hablase de la Máquina del Tiempo, del Golem o de los Zombies (seres, no grupo pop). Sólo hay delincuentes: asesinos, chantajistas, etc.

    ResponderEliminar
  6. Estimado Hans: Me temo que no ha quedado claro que yo considero que NO se debe soltar a un preso porque se ponga en huelga de hambre. Ni en este caso ni en ninguno que se me ocurra ahora. Lo de preventivo no era un argumento jurídico, sino que a ver qué pasa si al final le absuelven (que no creo) y va y se muere.

    Si tú consideras que esas cartas son delictivas, y que debe ser procesado y condenado por ellas, pues qué te voy a decir. Total, ya nos estamos acostumbrando a dar la razón a los terroristas.

    Lo que debería estar claro desde el punto de vista jurídico, es que no se da la acción típica del art. 169 del Código Penal en relación con el 572.1.3 del mismo cuerpo legal. Que yo sepa, tiene que haber una mínima acción para que haya delito; no basta con la percepción subjetiva de la supuesta víctima. Por otra parte, al fin y al cabo, buena parte de lo que dice en la carta de los funcionarios de prisiones no deja de ser verdad, ¿no?

    ResponderEliminar
  7. Lo único que echo en falta es el motivo último de todo este embrollo. Y es que hasta hace muy poco los etarras también salían con 18 años de cárcel, también se les aplicaban beneficios penitenciarios... ¿Qué ha pasado en este país para que antes no nos quejáramos y ahora se monte tanto pollo?

    Venga, es muy facilita.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. El día menos pensado nos pasa a cualquiera: doce años por escribir. Eso es lo que me preocupa.

    ResponderEliminar
  10. Empezaré por decir que no había leído las cartas de marras, porque me imaginaba que iban en la línea del Zutabe -que es el boletín interno de ETA- y que toda esta historia no era más que otra jugada en ese eterno tira y afloja que se ha dado en llamar problema vasco. Algo me había mosqueado cuando oí al modosito Perez Aguilar, ministro de Justicia del gabinete de Zapatero, afirmando que De Juana no iba a salir del maco de ninguna manera y que había que estar tranquilos, que para eso esta ahí el amigo Candi (como era conocido nuestro flexible Fiscal General cuando, hace un montón de años daba clase en la Complutense de Madrid). Recuerdo que comenté que, joder, a mí no me tranquilizaba nada oír al Ministro de Justicia instar al Fiscal General a actuar para que no se cumpliese la Ley. Porque si las cuentas dicen que ha cumplido su condena, hay que soltarlo. Y punto.

    Lo de los doce años ya me pareció más fuerte, pero como la peripecia vital del reo en cuestión me traía bastante al fresco -es un fanático asesino de los que no vacilan en liberarte a tiros, quieras o no-, pasé del asunto y no me molesté en enterarme de nada más.

    Ahora, con el pollo que se ha montado, he leído las cartas y todavía no he dejado de alucinar. Me encantaría leer la sentencia que impone semejante condena partiendo de esas cartas. Lo digo sobre todo para saber si uno tiene que tener tanto cuidado con lo que escribe, o dónde lo publica, que esa es otra. Porque si lo que nos cuenta D. Iñaki en Gallizo, aparece en, es un suponer, Interviu firmado por Juan Teclas y bajo el título, otro suponer, Escándalo en Instituciones Penitenciarias, no pasa absolutamente nada. Como mucho alguna querella de alguno de los nombrados, más que nada por ver si pilla pasta. Como debe ser. El otro, el intitulado El Escudo, es un panfletorro político, en la línea del no nos moverán, mucha heroica resistencia, etc, etc. Si por lo menos se hubiese llamado Oda al Fuskolari o algo así podría ser apología del terrorismo, pero es que ni eso. Pero no voy a entrar en cuestiones técnico-jurídicas sin haber leído, por lo menos, la sentencia. Y si parto sólo de las cartas, llego a la conclusión de que estamos mucho peor de lo que pensaba. Master Carpzovius se dejó en el tintero, sé que deliberadamente, otro puñadito de violaciones de principios fundamentales del Derecho Penal, el de tipicidad ¿con qué mal amenaza explicitamente De Juana?, el de proporcionalidad de la pena, que doce años por dos bodrios es carísimo, y alguna que otra cosilla más.

    Pero lo que no se comenta es la actitud del Gobierno es este asunto, De Juana Chaos, hombre de paz -Zapatero dixit-, no va salir de la cárcel de ninguna manera –López Aguilar- y la misma Fiscalía que promovió las actuaciones ahora solicita la prisión atenuada, que como casque en el trullo, menudo marrón. ¿En que coño quedamos? Y los jueces ¿A que coño juegan? Porque, amén de ser constitucionalmente independientes, tienen el condumio asegurado por oposición. Ah! Los ascensos y esas cosas que tanto dependen de los políticos. Acabáramos.

    Pero seguimos con el cachondeo. Garzón acaba de dictar un auto en que viene a decir que Otegui, a título personal, puede dar las ruedas de prensa y realizar la actividad política que le de la gana, que lo que es ilegal es Batasuna y que la izquierda abertzale es un movimiento social, ojo, no un partido político, y que como tal no está- ni puede serlo, al menos en teoría, que ya veremos-, declarado ilegal. El argumento jurídico es, como poco, sólido.

    Pues si el Sr. Otegui puede realizar actividad política, puede reunirse con quien le parezca bien. Perfecto. Ahora resulta que los no podemos reunirnos con él somos todos los demás, lehendakari Spock incluido, porque nos pueden procesar.

    Vale todo. Los jueces hacen política, saltándose la legalidad, el ejecutivo intenta condicionar las decisiones judiciales, a la par que pretenden estar por encima de la Ley, y los parlamentarios intentando cuidar el pesebre legislando lo que haga falta, obedientes a la voz de su amo. Así que ya saben vuesas mercedes, cuidado con lo que escriben, con quien se reúnen y guárdense mucho de llamar la atención sin un buen paraguas que las cobije. Por lo demás, todo bien.

    ResponderEliminar
  11. Loti: sí que es facilito. Tan facilito, que no hay más que decir...

    Harry, no sé por qué lo has suprimido, porque estaba bastante bien: Vale que aquí sí que es delito si amenazas, pero, bueno, tienes que amenazar algo. Y lo de la pena de muerte... bueno, yo no soy contrario en general. Lo que me inquieta es que la apliquen los jueces, que ya vemos cómo son.

    Dª Alicia: Pues eso, ¿qué más vamos a contar?

    Eraranza, hijo mío: No me jodas que no habías leído las putas cartas. Es que es lo que pasa siempre. Menos mal que nos defienden de nuestra propia inconsciencia.Me encanta que mensiones que me dejo las cosas en el tintero. ¿Te acuerdas qde aquellos tiempos en que escribíamos cosas como "vanos fuegos de artificio"?

    La verdad es que estoy hasta la puntala *** de que me marquen la línea editorial. Así que, antes de que nadie diga nada, voy a decir una cosa cojonudísima que casi nadie puede decir (eraranza la sabe) y es que De Juana Chaos intentó matarme a mí también -por fortuna para mí, infructuosamente- Cuando yo era un pequeño alférez imeco y estaba en quinto de Derecho. ¡Qué tiempos...!

    Ya lo he contado en el blog de D. Luis de Amézaga y en el de Wallenestein, pero es que un argumento así no lo tiene cualquiera.

    ResponderEliminar
  12. Acabo de leer el post. Totalmente de acuerdo. Lex dura sed lex, aunque no en ese sentido, la ley puede ser blanda, pero es la ley.
    Esto tiene cierto parecido con la ley de partidos, no?

    ResponderEliminar
  13. Decía la hipocresía de arraigo: Quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón». Dicen los nuevos referentes de la ciudadanía: violentar al agredido no es doble violencia, es justicia y silencio»

    ESTE HOMBRE ES UN POETA, Y MANEJA LA RETÓRICA MEJOR QUE EL MISMISIMO ESPINETE


    No necesito ser adivino para poder chillar con toda fuerza y convicción, en una expresión políticamente incorrecta: ¡La tenéis clara! Iros a la mierda con todo lo anterior porque no vais a ganar. ¿O es que todavía no os habéis dado cuenta de que tenemos un escudo invulnerable que no es otro que la razón?

    QUÉ GRAN USO DE LOS RECURSOS LITERARIOS PASADOS PRESENTES U FUTUROS, QUÉ ¡¡Oh, Glaucón!! GRAN USO DEL IMPERATIVO IROS (Idos, en lengua arcaica).

    Definitivamente este hombre, como bien apuntó usted, es el literato más glande que jamás esistiriese

    ResponderEliminar
  14. Al fin y al cabo, hay centenares de miles de vascos y vascas que hoy están en un cuarto grado penitenciario, a la espera de que cualquier noche unos uniformados aporreen su puerta y les notifiquen la represión por mal comportamiento.



    GENIAL CORRECCIÓN POLÍTICA Y PATADA LÉXICA, NÓTASE QUE ES QUIEN LUCHA CONTRA LA RAE Y NO CONTRA EL JOVIERNO, ¿O FUERESE AL REVÉS?

    ResponderEliminar
  15. Que gran entrada señor pcbcarp, aún no habia podido sentarme a leerla. Al final será aquello cierto de que la forma más éficaz de quitar derechos o poner nuevas trampas es no diciendo que lo haces, de forma sigilosa y para ello la democracia con una sociedad acomodada en el dia a dia es el vehiculo perfecto. La dictadura, los nazis, los sovieticos armaban mucho jaleo, han sabido evolucionar los jodios.

    ResponderEliminar
  16. la h.f.v.a.6/2/07 11:13

    Ayer vi una foto de ese ser que sae niega a comer.
    Parece ser que lo hará si le dejan libre.
    ¿A cuantos que no sean de su calaña, les importa que coma o no?.
    ¡Qué miedo, si muere van a atentar!...
    Y si le dejan libre...también.

    ResponderEliminar
  17. EL JUEZ GÓMEZ BERMÚDEZ



    Rafael del Barco Carreras



    27-08-08. El Juez declara a la prensa que recibió varias ofertas para entrar en Política. Convencido de que las ofertas las inspiraba su gran personalidad y preparación. La Tele y el 11 M, y de golpe según él le llueven ofertas, y se pone ufano. Ni se le ocurre insinuar que las ofertas son pura corrupción, ¡ni lo pensaría! Si navegaba antes del 11 M en una senda política que cuando se inició el juicio tenía a todas las tendencias más o menos satisfechas, ¡un juez imparcial!, acabado el Juicio, ¿o durante?... tuvo ofertas… es de suponer que sería de los vencedores, pues nadie considera una buena oferta si la ofrece el vencido. Pero ¡menudo vencedor!… no le ocurriera como al Juez Garzón que le dieron una triste Dirección General incomparable en importancia y Poder a su cargo en la Audiencia Nacional. No malgastaría su tirón televisivo, aunque también es cierto que en el equipo vencedor hay varios jueces, incluso la vicepresidenta, pero ¡cuidado!... él es de carrera, !a los 24 años ya era juez! (a mi edad eso me parece terrible, tal y cómo se entiende aquí la Judicatura)…y la mayoría en el Poder entraron en el Cuerpo… de matute… por enchufes políticos… ¡qué lío el de los jueces! ¡Otro juez estrella! Lo del libro de su mujer, en definitiva aumentó su “celebridad”, y con la sentencia tan a gusto del Poder… está a la espera de grandes destinos. !Y mostrando medalla de abuelo juez y represaliado por Franco!.

    Moraleja del cuento. En estos cuentos contados por poderosos, que no deberían ser más que un funcionario, mi cerebro, selectivo ordenador, reclama mis tristes experiencias. El Juez Ezequiel Miranda de Dios, que decretó mi prisión, se ofende cuando veinte años después del Caso Consorcio de la Zona Franca, un periodista informado por algún interesado, le pregunta por la casualidad de vivir en un piso del abogado de Javier de la Rosa, Juan Piqué Vidal. Primero, menos de la mitad de alquiler en la zona, situación y 170 m2, y después lo compra a precio de ganga, 40 millones de pesetas y de inmediato puesto a la venta por 130.000.000 según la portera consultada por mí mismo, que además vivo a dos manzanas. Eso, lo que rezan los documentos, ya puestos, ¿por qué no puedo pensar que se lo regaló por mi prisión? Encima denuncio (dos denuncias, una al Juzgado de Guardia y otra a Fiscalía), y “no ha lugar” no solo a la querella que según la Ley, o así lo firman otros jueces y fiscales de la más alta Jerarquía en Barcelona (fiscal Jefe José María Mena y Guillem Vidal Andreu de TSJC), debe ser con abogado y procurador (yo no me querellaba, denunciaba), sino a investigar de oficio al igual que cualquier hecho demostrado que denuncie un ciudadano. Ver www.lagrancorrupcion.com. ¡Pagar a abogado y procurador para querellarme contra ELLOS!... yo debo ser un ingenuo y tonto perdido por acabar en la cárcel, incluso por escribir esto… pero ¡en Barcelona! ni loco pagaría…

    Las mil y una fórmulas de COMPRAR JUECES… ¿para cuando la total implantación de los JURADOS aunque sean MIXTOS? ¿Cuántos desastres MÁS debe aguantar el Pueblo Español de su JUSTICIA? El Poder incontrolado corrompe, SIEMPRE.

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos