7/2/09

Historia de aquí


No hay nada como desenterrar documentos históricos para darse cuenta de la decadencia de la especie. Abriendo cajas me encuentro con unos cuantos ejemplares de la "Historia de aquí", de Forges, benemérita y kioskera colección fascicular publicada entre el 80 y el 81 por el amigo Forges con la bendición de Gabriel Jackson.

Constato no sin pesar que hoy día el pobre Forges habría sido masacrado. Es más: esta Historia de España no habría visto la luz. Primero, porque es una historia de "España" (premonitoriamente denominada "aquí") y, segundo, porque lo que entonces era normal, hoy día sería impensable: dice "maricona", "vascuence", vacila con la chapela, pretende que el "vascuence" (no estaban las cosas claras, ya que toda esta gilipollez de las autonomías aún andaba en proceso de inventarse: los madrileños todavía éramos castellanos, aunque por poco tiempo) tiene algo que ver con los iberos, dice "odía foca", incitando con toda claridad a la violencia de género... La pera. Eso sí: ya existía Marbella como paradigma.

Claro, que hoy día "La vida de Brian" tampoco se habría estrenado. Entonces se limitaban a tirar pintura o cócteles molotov a los cines, y no ya cuando estrenaban La vida de Brian, sino esa cursilada jipi llamada "Jesucristo Superstar"; pero por lo menos la gente normal no era considerada fascista-machista-homófoba-racista-xenófoba-etc. Hoy día, los Monty Python habrían sido escarnecidos por no respetar la sensibilidad ideológica de los lanzadores de cócteles molotov, y los dueños de las librerías cuya quema era deporte Nacional, serían unos laicistas opresores. ¡¡Y ni existía Arco, ni Moneo cubicaba!! La libertad de expresión alcanzó en aquellos prototiempos tal esplendor que incluso uno podía entrar en el Congreso con tricornio y lo sacaban por la tele. Sic transit gloria mundi.

16 comentarios:

  1. Aunque el recurso al "cualquiera tiempo pasado, fue anterior" siempre es socorrido, en este caso se ve a las claras la HEBOLUZIHON que hemos tenido en España.
    Y no sólo en España, si no en el resto del mundo.

    Podría argumentar el por qué la corrección política y el conato de negación de la realidad con florituras y chapuzas es algo que avilta nuestra sociedad hasta el extremo, pero me conformo con decir que la corrección política es una puta mierda, y es óbice para una vida social sana en la que a nadie se criminalice por tener pene, llamar por su nombre a su país o defecar en un personaje histórico como Jesucristo o su padre, Spiderman.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a esos esperpentos se evidencian verdades ...lo de odio foca es genial aunque no te guste oirlo .....

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7/2/09 22:43

    piolet: El Padre era Superman

    ResponderEliminar
  4. ¿80-81? ¿Tan viejos somos?

    Tempus fugit, proclamo.

    ResponderEliminar
  5. vaya por Dios! si nací entonces! que malo es siempre politizar las cosas!
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Sí, de entrada me he sentido bastante vieja ya que me acuerdo perfectamente de estos interesantes fascículos.

    También le doy la razón en lo difícil que es hoy en día tener libertad de expresión, la peña está a la que salta para sacar polémica de donde sea y mientras tanto nos van dando por atrás con el tema económico.

    Veo que POR FIN puedo comentar en su blog, no sé qué demonios pasaba, supongo que nada tendría que ver con la libertad de expresión (es broma, eh!)

    Saludos y abrazos!!!

    ResponderEliminar
  7. Je je, lo que se puede encontrar uno en las cajas viejas.

    ResponderEliminar
  8. Pues sí, vamos a peor. La progresia estúpida lo ha infectado todo, todo lo bueno, claro.

    ResponderEliminar
  9. Me gusto recordar mis tiempos pasados con Forges y sobre todo con los Monty Python. habre visto "La vida de Brian" mas de una docena de veces, sin contar las que vimos en versión original.
    Por que no nos deleitas con mas Historias de aqui?

    ResponderEliminar
  10. Eh, eh, eh, un respeto para el Maestro Forges. En casa tengo los seis tomos de su magna obra histórica (tres de Historia de Aquí y otros tres de Historia Forgesporánea) y no me canso de leerlos ni de reírme con ellos.
    Y, hablando en términos historiográficos, son mucho más decentes que otras muchas gilipolleces pseudohistóricas que hoy ven la luz: el otro día me salió un sarpullido en la pupila por hojear la mierdalibro (o el mierdalibro, no sé su género) ¿escrito?, ¿pergeñado?, ¿eructado? por Losantos y César Vidal sobre la Historia de España.
    Eso sí, coincido plenamente con tu opinión sobre la ultracorrección lingüística. Muerte a los paladines del asunto (no, muerte no, que se me enfadan, mejor decir "eutanasia incitada").

    ResponderEliminar
  11. Para Fer:
    Pero... ¿has leído el libro de Losantos y César Vidal?...¿has visto siquiera la portada?, o ¿prejuzgas el libro por la opinión políticamente sesgada que tienes de los autores?
    Desde luego éstas personas no tienen ni la frescura, objetividad y clarividencia de Forges, pero... descalificar por motivos políticos y emocionales son reseña de analfabetos funcionales.
    Una humilde opinión:
    la verdadera Historia no la escriben los lacayos de los respectivos grupos mediáticos, entre las que está sin duda Losantos... pero ojo: hay otros el el bando mediático de "enfrente".
    La Histora Real se escribe con la recopilación objetiva de Hechos debidamente documentados.

    ResponderEliminar
  12. Folken, ¿qué cosa es "avilta"? No lo pillo ni como gabachismo.

    Peggy: ¡Huy! Va Vueseñoría a ser tachada de traidora de género (o algo así)

    Anónimo: ¿Piolet ha estado aquí? ¿O es que ya asimilas a Folken a la Academia? Bueno, habrá que estudiarlo. Pero, ¿El padre no era Jor-El? (¿o era Kal-El?, siempre me confundo)

    Ruben: No sólo viejo, sino becario de Kioskero en aquella sazón.

    Tito Mati: Pues mira lo que te perdiste, por joven: Poder hacer chascarrillos sobre las inmarcesibilidades-étnico-vernáculas.

    Aloma69. Nada, nada, somos los viejos más jóvenes que conozco. En cuanto a comentar, a mi ayer y esta mañana tampoco me dejaba ¡Y eso que el blog es mío!

    Bardamu: Mis cajas no tienen fondo. Son la pera.

    Nerea: La otra noche estábamos en el bar y ponían una peli española de asunto medieval (Tramontana). Como no estaba puesto el sonido, le añadimos la banda sonora a base de Los caballeros de la mesa cuadrada.

    Fer: Y "los Forrenta años". No vas a comparar a Dios con un liberal, hombre. Yo no sólo hojeo (aunque entiendo que es un eufemismo fruto de tu natural modestia) Hasta me leí el primer libro de Aznar. De Pé a Pá. Luego me leí La guerra civil de Julio César y me supo a poco.

    Anónimo: como por el estilo supongo que eres quien yo creo que eres, te diré que me parece que tú también prejuzgas por los sociatas que te encuentras en otros bares que bien sabemos.

    Item más: La Historia (real o republicana o incluso histórica) necesita la recopilación objetiva de Hechos debidamente documentados. Pero algo más tiene. Como diría Don Claudio Sánchez Albornoz, que en Gloria esté, esos hechos pacientemente recopilados son la urdimbre sobre la que el historiador tejerá su obra.

    ResponderEliminar
  13. ¿O era la trama? últimamente me armo cada lío...

    ResponderEliminar
  14. pcbcarp: amén

    ResponderEliminar
  15. ARCO no me lo toque que con el museo Reina SOfia es lo que nos mantiene en Europa!

    quiero un tricornio para entrar en un hospital, solo para ver las reacciones.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo, estuve hojeando y ojeando el libro de marras durante cinco minutos eternos. Me dio tiempo a leer, poniéndolo todo de seguido, unas diez páginas (la letra es bien grandota).
    No prejuzgo el libro por la portada, ni por la opinión (no política, sino moral) que tengo de sus autores (?). El libro se descalifica él solito, vendiendo una imagen que no se corresponde con la historia real. Su formato recuerda a la escuela franquista (¿qué es eso de preguntitas y respuestas?, ¿merece la pena que Losantos sea considerado autor por preguntar?) y su interpretación de los hechos parece sacada de Flechas y Pelayos.
    No soy un analfabeto funcional, sino un licenciado en Historia y becario de investigación. Creo que sé de lo que hablo en este sentido.

    ResponderEliminar

Soltad aquí vuestros exabruptos