9/4/06

Cuando las premisas son falsas, pasa lo que pasa

Mientras el Cid cabalgaba por Castilla, en Persia, Omar Jayyam escribía que


Sobre la tierra abigarrada, camina alguien que no es musulmán ni infiel,
No cree en la verdad. No afirma nada.
Sobre la tierra abigarrada, ¿quién es ese hombre bravo y triste?


Pues, por ejemplo, puede ser un tal robert Fisk, corresponsal inglés del Independent en Oriente Próximo. Hace poco he terminado su último libro, que ya he mencionado: "La gran guerra por la civilización. La conquista de Oriente Próximo". Es un tomacho de mil quinientas páginas y una especie de testamento: un tipo que lo ha visto todo y está tan hasta los cojones, que ha decidido contarlo sin cortarse lo más mínimo. Por desgracia, como es buenísimo y tiene mil quinientas páginas, poca gente lo leerá.


En su primera crónica sobre Afganistán, en 1980, contaba que lo primero que le llamó poderosamente la atención de ese país, al poco de pasar el Khyber, fue observar a un afgano subido en un cajón, al lado de la carretera, sodomizando a un camello; cosa que fue omitida por su editor al considerarla poco adecuada para los lectores del Times.


Poco después, he leído el libro de Gustavo de Arístegui "La Yihad en España. La obsesión islamista por reconquistar Al-Andalus". Arístegui es portavoz de Exteriores del PP, diplomático de carrera e hijo de su legendario padre, asesinado en el Líbano. Para deberse a la tecla de un político español, no esá mal. Por lo menos, a diferencia de lo habitual por estos pagos, sabe de lo que habla.


El problema es que, a diferencia de Fisk, que se dedica a contarlo todo, Arístegui sólo cuenta una parte. Es hombre de partido. Tiene una tesis y la desarrolla, sin antítesis ni síntesis, valga la expresión. El libro es de pensamiento unidireccional, como -en fin- los periódicos, como las radios y televisiones, como los políticos, como los ricos y como los pobres cuyo cerebro es lavado por los anteriores para que estén de acuerdo y, a ser posible, sus hijos vayan a la guerra.


Se aportan datos interesantes. Pero se renuncia a otra máxima del arte de la guerra (despés de la de no invadir Afganistán, etc.) que es conocer al enemigo. Sigue la sentencia de nuestro inefable y apodíctico Aznar consistente en que "el terrorismo no tiene explicación". Es la clave. Nos negamos a comprender, a comprender por qué. Por qué nuestro enemigo es nuestro enemigo. Incluso aunque sólo sea comprender qué, qué piensa nuestro enemigo. De ahí no puede salir nada práctico.


Pero estamos tan acostumbrados, tan inmersos en una intoxicacón informativa total y permanente, que no nos damos ni cuenta. De hecho, creo que esa intoxicación, esa falsificación permanente de la realidad, es lo que constituye la piedra angular de una cultura y lo que le permite mantener sus señas de identidad. Cada hecho nuevo del que tenemos conocimiento, es interpretado a la luz de unas premisas falsas. Por eso, alguien dijo que el enemigo natural del político es el historiador.


Por ejemplo: La comunidad internacional (es decir, los portavoces de los que mandan de Estados Unidos y l.a Unión Europea) exige a Hamás que reconozca a Israel y renuncie a la violencia. Al parecer, a nadie se le ha ocurrido exigir a Israel que reconozca a Palestina y renuncie a la violencia; ni siquiera que cumpla la convención de Ginebra y asuma las obligaciones de la potencia ocupante de un país conquistado en una guerra y garantice las necesidades de su población.


Toda la información sobre este tema parte de la base implícita de que nada existió antes de 1967, que de 1967 nos vamos directamente a Josué; que Israel siempre estuvo allí y que los malvados árabes quieren su destrucción. Los árabes, como todo el mundo sabe, son una horda salvaje y fanática per se, cuyo único interés en esta vida es envidiar los logros de la democracia y matar judíos. De un modo más o menos edulcorado, según cuente -por ejemplo- El País o El Mundo, ese es el principio básico.


Si partiéramos de la base de que unos políticos ingleses engañaron a los árabes allá por la Primera Guerra Mundial para que lucharan contra los turcos -que eran los que mandaban allí entonces- diciéndoles que iban a ser libres y soberanos, para luego repartirse sus tierras entre Inglaterra y Francia, ocuparles militarmente, robarles sus riquezas, masacrarles cada vez que intentaban levantar cabeza (Siria, Irak, años 20-30-40) para acabar, tras la Segunda Guerra Mundial, ya con los estadounidenses tomando el relevo, haciendo buena la Declaración Balfour de 1917, inventando un estado judío del que sus habitantes, es decir, los árabes, fueron expulsados mediante una limpieza étnica basada en el terror y la masacre; que lo que quedó en 1948 de la Palestina árabe, fue ocupada militarmente en 1967 y así hasta hoy. 


Que los árabes que no huyeron de sus casas y sobrevivieron, y sus descendientes, son ciudadanos de tercera en Israel que, por poner un ejemplo, ni siquiera tienen permitido comprar tierra, porque la tierra de Israel es sagrada tierra judía que no puede ser poseída por un árabe; que el Estado de Israel incumple todas las resoluciones de la ONU que le reclaman que se retire de los territorios ocupados en una guerra de agresión, que el Estado de Israel incumple todos los principios del Derecho Internacional que regulan las oblgaciones de una potencia ocupante y tiene sometidos a los palestinos ocupados (legítimos propietarios de su país) a la humillación permanente, a la represión y a la ruina económica. Y que no quieren soltar los así llamados territorios , entre otras cosas, porque bajo ellos están las mayores reservas de agua de la región, que los judíos emplean para convertir el desierto en un vergel e incluso regar amorosamente las petunias, mientras sus legítimos propietarios, que son los palestinos, en muchos casos no tienen un puto grifo en su casa porque no les dejan tender las cañerías.


Si partiéramos de esta base para informar, a lo mejor alguien alcanzaba a comprender por qué, a estas alturas, a un árabe le da por ponerse un cinturón de bombas y volarse en una parada de autobús judía. 


O por qué un trabajador español (de EXPAL, Explosivos Alaveses, por ejemplo), tal vez afiliado a Comisiones Obreras, o europeo, o americano, que va a la fábrica todas las mañanas a trabajar honradamente haciendo las bombas o los misiles hellfire que los israelíes van a tirar a los civiles palestinos para matarlos, o fabricando las piezas del helicóptero o del avión con el que los israelíes van a tirar las bombas, debería empezar a considerarse objetivo militar.


Tal vez comprenderíamos que hay una guerra de verdad, y que el campo de batalla ya no está sólo en la tele.



(arts. relacionados:

































  • 23 comentarios:

    1. Buen estilo pcbcarp.Soy palestino.Gracias.

      ResponderEliminar
    2. Se hace lo que se puede, aunque sea más bien poco. ¿No serás el Majed que yo conozco?

      ResponderEliminar
    3. Estoy de acuerdo pcbcarp los judios no son buena gente por eso son poderosos este mundo es dinero asi que mandan mucho.la hiena me anima a escribir.

      ResponderEliminar
    4. He escrito porque mi hijo me dijo que podría ser interesante.Me ha dicho que te conoce, yo no.Estoy recomendado por alguien que escribe aquí.

      ResponderEliminar
    5. pijus magnificus9/4/06 22:28

      Chapo muy buen desarrollo,si el padre del pueblo judio ve a un palestino pidiendo aqua y le da vinagre en que posicion se encuentra cada uno

      ResponderEliminar
    6. Atención, atención, no vamos a empezar aquí a decir que los judíos son mala gente y a soltar la lengua.

      Decir "los judíos son malos" es exactamente lo mismo que decir "los católicos son malos" o "los musulmanes son malos" o "los españoles son malos". Mucho ojo con generalizar.

      Lo que yo he tratado de exponer es el comportamiento criminal e impresentable de los gobernantes de Israel y, efectivamente, de muchos judíos. Pero es que considero que se puede criticar a judíos y al Estado de Israel, exactamente igual que puedo criticar a los gobernantes de Estados Unidos o Rusia y al comportamiento de sus fuerzas armadas, por ejemplo; del mismo modo que siendo español he criticado con toda la dureza que he podido al Gobierno de mi país.

      De momento, disfrutamos de libertad de expresión, afortunadamente; pero, precisamente, algunas de las fuentes para criticar al Gobierno israelí son ni más ni menos que la prensa de izquierda israelí; que puede permitírselo porque no les pueden acusar de antisemitismo. Hay judíos muy valientes que se enfrentan a todo lo que yo menciono en mi artículo.

      ResponderEliminar
    7. Por cierto, Majed, perdona; efectivamente, pensaba que podías ser tu hijo. Espero que no pienses que me meto en camisa de once varas hablando de estos temas.

      ResponderEliminar
    8. A mi tampoco me gustan los judíos.Mi religion es la Católica.Yo voy a Misa y no he nacido en España.

      ResponderEliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      ResponderEliminar
    10. Hace tiempo ley un libro de historia novelada titulado "El viejo de la montaña". (Disculpad que no recuerde el nombre de su autor). Narra la historia del
      fundador de la secta de los asesinos, los
      Hassashin (comedores de hassshis, o algo así). Entonces comprendí por qué un joven palestino se ciñe un cinturón bomba.
      Sobre los gobernantes israelitas estoy en completo acuerdo con Pcb.

      ResponderEliminar
    11. Don Enrique: por favor, no patine en una cascara de platano.
      Ni “los judios son malos” ni “tienen la pasta”. Al menos no toda:un oscuro funcionario del Ayuntamiento de Marbella se quedo
      con 3.000 $, que me parece una barbaridad – y no tiene apellido
      judio.”A costa de los gitanos roban muchos castellanos”, esto ya
      lo sabiamos. Pero lo que de verdad jode, es que el “problema judio"
      en España fue erradicado por los Reyes Catolicos y Torquemada
      hace cinco (sic siglos, es decir, se cacarean esloganes importados
      sin haber visto un judio mas que en la tele.
      La linea editorial que esta trazando pcbcarp esta clara: expresa tus opiniones y argumentalas; si solo tienes vagas impresiones y no certezas, analiza el material que se te ofrece y saca tus propias conclusiones.
      Y nada mas. Por ejemplo, el minino susurro tiene bien claro porque no
      le gustan los judios: es catolico, aun mas,va a misa (no especifica si cada mañana o cada año) y, lo mas duro –no nacio en España. Se presume por tanto, que lo primero
      le obliga a creer que los judios utilizan sangre de niños catolicos
      para sus ritos macabros; lo segundo, que periodicamente se lo
      vuelven a contar y le dan una ostia para que no se le olvide. Lo
      peor, no obstante, es que los judios lo echaron de la tierra de
      donde broto. Esto si que es grave. Cuentanos como fue, no por
      chismorreo, sino por tener un ejemplo vivo mas de la maldad
      intrinseca de los judios. ¡Ojo!, no de los israelies, que para eso
      basta con coger un listin telefonico de Libano, Jordania o losTerritorios Ocupados. Cuentanos tu propia experiencia.
      El Señor Majed si que debe tener razones de peso para odiar a los usurpadores de su Patria, pero se limito a decircon orgullo: “soy palestino”. Sobrio y conciso. Y no hare preguntaspara no urgar en la llaga. Solo le pido que siga con nosotros aunque sea de testigo de cargo para que nadie frivolice con
      temas tan recientes y sangrantes.

      ResponderEliminar
    12. Una vez más, Piolet me ahorra trabajo. Como dije al empezar con el blog, el único límite que he puesto a la libre expresión de los amables lectores, es que no se metan con mi señora madre.

      Pero, desde luego, me reservo el derecho a opinar sobre las opiniones de los demás. Por lo menos, este artículo parece estar sirviendo como encuesta y los resultados son inquietantes. ¿A alguien de los que opina les ha hecho algo algún judío? Es más, ¿alguno conoce a algún judío? Buena pregunta, ¿eh?

      En cuanto a apostata, por ahí van los tiros, y en tiempos del Viejo de la Montaña no existía el Estado de Israel. Sobre el particular, se me ocurre recomendar un libro de Amin Maalouf: "Las Cruzadas vistas por los árabes". No tiene desperdicio.

      ResponderEliminar
    13. catwoman11/4/06 9:20

      Hola chicos soy yo otra vez. Esto se esta poniendo cada vez mas interesante por lo q veo. me imagino los comentarios si hubieses hablado de los gitanos pcbcarp porque joder, menos mal que los reyes catolicos y torquemada echaron a los judios porq si no ahora los estarian quemando en la hoguera. Tienes razon en q es de lo mas inquietante.

      Aparte de las inevitables excusas de que no somos antisemitas (no se porq lo de antisemita se aplica solo a los judios, es q los arabes no son semitas?)me han dado ganas de cantar a las barricadas leyendo el art.

      Piolet, gracias ya hice el trabajo jeje

      Hola hiena, ya veo que tienes amigas nuevas

      ResponderEliminar
    14. LA HIENA FASCISTA.11/4/06 15:20

      Desde luego estos señores se expresan muy bien.Me gusta leer estas cosa, así aprendo.No voy a opinar, porque como bien dice Piolet, hay que tener argumentos.Yo en politica estoy pez.Pero voy a fardar.Conozco al caballero palestino que acaba de entrar.No se debe machacar a nadie Piolet y menos a personas sinceras que se expresan tan modestamente.

      Hola "cat", me alegra que vuelvas.

      ResponderEliminar
    15. LA HIENA FASCISTA.11/4/06 15:20

      Desde luego estos señores se expresan muy bien.Me gusta leer estas cosa, así aprendo.No voy a opinar, porque como bien dice Piolet, hay que tener argumentos.Yo en politica estoy pez.Pero voy a fardar.Conozco al caballero palestino que acaba de entrar.No se debe machacar a nadie Piolet y menos a personas sinceras que se expresan tan modestamente.

      Hola "cat", me alegra que vuelvas.

      ResponderEliminar
    16. Lucio Publio Dentato "El Piños"11/4/06 23:29

      Esto lo escribo animado por un hecho histórico que leí el otro día en el ínclito ABC.
      Parece ser que los israelitas se quejaban de que los terroristas palestinos no dejaban de tirarles cohetes caseros desde un lugar determinado de la Franja de Gaza (como todo el mundo sabe, para el ABC y el estado de Israel, lo palestinos deben ser todos unos terroristas o lo serán en un futuro, por muchas elecciones democráticas que hagan). En vista de lo cual y siguendo la práctica habitual de cinco mil ojos por ojo y veinticinco mil dientes por dientes, decidieron bombardear el lugar desde donde se suponía que habían salido esos cohetes.
      El caso es que acabaron bombardeando un campo de fútbol.
      El embajador israelí en la UE afirmó que lo habían hecho porque estaban seguros de que los habían tirado desde allí pero, al mismo tiempo, las fuerzas armadas israelíes emitían un comunicado diciendo que había sido un error por su parte, que no había sido desde ese campo de fútbol porque estaba vacío y que ellos eran unos profesionales y esas cosas no las hacían si no era por equivocación, que no tiene ningún mérito bombardear sin público.
      Esto no es lo hist´rorico, por supuesto (por allí no tiene nada de extraordinario un bombardeo más o menos) lo histórico es que, ¡por fin! un organismo internacional ha amenazado con sancionar a Israel por algo. La FIFA, que, a veces, cierra campos por tirar botellas al cesped o monedas a los jugadores y al árbitro, está ponderando la clase de sanción que le podría caer a alguien que bombardea un campo de fútbol y amenazan incluso con no permitir que los equipos y la selección israelí jueguen trofeos internacionales. Por otra parte, descartan que el bombardeo en cuestión haya sido como venganza por algún tipo de derrota deportiva sufrida por la selección israelí a manos de los palestinos, ya que, además, eso sentaría un peligroso precedente que ya no se limitaría sólo al apdreamiento de los autocares del equipo contrario, sino a la posible eliminación física de los mismos por parte de los seguidores de los equipos vencidos.

      ResponderEliminar
    17. Ya era hora Lucio Publio Dentato, la República te necesitaba.

      ResponderEliminar
    18. Hola, soy el hijo de Majed. Muy interesante todo lo que leo por aquí. Yo siento mi raíz palestina tanto como mi raíz española. Es difícil leer sobre este tema ya que a veces la gente que no sabe lo que uno ha pasado (hablo por mi padre) frivolíza y al leerlo sinceramente preferiría no haberlo hecho. Pero esta vez es diferente, felicito a pcbcarp por su intervención, magistral a mi parecer. M gustaría decir algo, no hablemos de antisemitismo, los hechos son los hechos, lo que ha pasado está claro, la masacre de palestinos y la pasividad del resto de naciones del mundo ante el poder de la alianza yanki-israelí son hechos de los que nadie puede dudar; y precisamente los israelíes se escudan siempre en el antisemitismo global y generalizado para justificar sus actos, intentando victimizarse. No somos antisemitas, somos humanos, y lo que está pasando en Palestina es inhumano. Viva la lucha del pueblo palestino!

      ResponderEliminar
    19. En efecto. El problema de meterse con las barbaridades de Israel, es que la respuesta está garantizada: Antisemita o nazi, y nada acojona más a un político europeo que ser llamado "antisemita".

      Las puntualizaciones sobre lo malos o no que son los judíos, en general creo que las explica muy bien Piolet. Simplemente, no podemos meter a todos los judíos del mundo en el mismo saco, sobre todo cuando determinada gente habla por estereotipos que sí son antisemitas.

      Por cierto, en algunos casos son la misma gente que considera que todos los árabes son unos fanáticos etc. etc. y, en otros, simplemente, el proceso mental es el mismo.

      ResponderEliminar
    20. LA DAMA DE LAS CAM13/4/06 20:47

      En concreto para Piolet y pcbcarp, y que cada uno se aplique lo que quiera:en mi opinión, modesta ó no los judíos (en general),son especuladores y victimistas.Y para más INRI,una religión, no un pueblo.No es difícil hacerse judío,es mucho más complicado hacerse danés.Certezas,¿quién las tiene?.Y como creo que nadie está en posesión de la verdad,no me gusta que os cebéis con sussurro.Ha sido muy valiente en su comentario.Enrique:no te cortes un pimiento.No creo que todos los judios tengan dinero,pero,casi todos-casi-los que lo tienen,son judios.¿Certeza?.

      ResponderEliminar
    21. Que es fácil hacerse judío? Danés desde luego que es difícil sobre todo si no eres rubia

      ResponderEliminar
    22. la dama de las camelias18/4/06 19:15

      Impresionante tu comentario.!Qué nivelazo!.

      ResponderEliminar
    23. LA HIENA FASCISTA18/4/06 21:59

      !Hola "dama flor"¡.Es curioso que sólo te aluda "cat", y los señores estén calladitos.Sabes que estoy contigo al cien por cien respecto a los judíos.Seguro que si yo lo hubiera escrito me habrían machacado.Ahora para "cat":yo entro a saco, ya sabes... y me tienes intrigada.Utilizas un vocabulario infrecuente(que diría el jefe)a saber:pretendes,lagartas,canguelo,chungo y jolín(esto último creo que sólo lo utiliza DªLetizia,que lo sé de buena tinta)
      Puede que no seas tan joven como pareces y además de provincias,claro.No te enfades,es que yo soy asi.Si quieres me das una pista.

      ResponderEliminar

    Soltad aquí vuestros exabruptos